BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

martes, 15 de noviembre de 2016

QUIÉN ES DONALD TRUMP


Por moimunan el 4 de noviembre de 2016

¿Quién es Donald Trump?

Por Penthos


Introducción

Escribimos esto, cuando quedan solo unos días para las elecciones presidenciales de los EEUU, el 8 de noviembre de 2016, que se disputa entre Hillary Clinton y Donald Trump. De Hillary Clinton se sabe mucho, siendo para buena parte de los americanos una mala mujer, una peligrosa conspiradora al servicio del poder oculto, promotora del terrorismo islamista en Oriente Medio y del LGBT, que enfrentada a nivel internacional con Putin, nos presentan a este como el bueno de la nueva confrontación internacional.

De Trump se habla aún más, pero se desconoce quien es realmente. No sabemos quien va a ganar y no hacemos pronósticos. Pero por si gana Trump, hacemos este análisis de sus orígenes, sus vínculos, sus intenciones y sus proyectos de futuro.

Todos saben que Trump es un importante empresario, uno de los más importantes de los EEUU, cuya industria está centrada en propiedades inmobiliarias, en hoteles de lujo, en el juego, que ha sido el propietario del Concurso Miss Universo y tiene gran poder en numerosos medios de comunicación. Es propietario de numerosos y conocidos rascacielos en diversas ciudades de los EEUU.


Su estilo es directo y no se anda con disimulos para decir lo que piensa. Ha ofendido especialmente a la comunidad hispana de los EEUU, con insultos y prometiendo construir un muro que cubriría las fronteras con Mejico. Se le ha acusado de racista y de propiciar un retorno del “White Power”, de misógino y fanfarrón. Hasta las Naciones Unidas se han puesto en campaña contra su posible elección. Hace manifestaciones a favor de Putin, a favor de una vuelta a los valores conservadores que hicieron de EEUU una gran nación, contra el decadente internacionalismo de Obama y Clinton y los demócratas que están acabando con la primacía del imperio americano en el mundo.

Estos son los tópicos de la campaña, pero lo que queremos señalar en este documento esque Trump está metido en el mismo ajo del sistema que los demócratas y que no va ser muy diferente. Gane quien gane, el poder oculto mundial estará manejado por los mismos y el gobierno de turno con algunos detalles que los diferencien, solo tendrá uncarácter secundario. Lo principal no va a cambiar, pues los partidos y las elecciones no son mas que una cortina de humo, de lo que en el fondo del poder se cuece realmente. Esto último es lo que queremos señalar.


El Trump Ocean Club International Hotel & Tower uno de los rascacielos mas espectaculares del Imperio Trump.

Los orígenes judeoalemanes de la familia Trump

Lo primero que debemos hacer es una pregunta esencial: ¿quien es Donald Trump? Donald Trump, es nieto de Frederich Drumf, judío de origen alemán. El diario madrileño, ElPais.com, documentó que el abuelo de Donald Trump cambió su apellido de Drumf a Trump debido a los prejuicios raciales en contra de los alemanes de origen judío, después de la primera guerra mundial.
En el año 1885, el adolescente alemán de 16 años, Friedrich Trump, se bajó de un barco en Manhattan, Nueva York, con la única maleta que traía de Europa.
Venía de una ciudad al sur de Alemania, Kallstadt, donde su familia se dedicaba a la viticultura. Friedrich Trump se había entrenado para ser un barbero, luego de rechazar rotundamente participar en la cosecha de uvas. El tenía otros planes: hacerse rico.

El abuelo inmigrante de Donald Trump es un elemento clave para entender al hombre que aspira a convertirse en la opción conservadora a la Presidencia de Estados Unidos. Friedrich comenzó su negocio con restaurantes que tuvieron un éxito inmediato por tener alcohol, buena comida y acceso a prostitutas. En plena fiebre del oro y mientras algunos empresarios intentaban enriquecerse con la industria minera, Friedrich se centróen los mineros y sus necesidades. Vio que entre los mineros, habían muchos hombres solteros que venían de todo el mundo. El abuelo de Trump le daba a los mineros lo que querían. Sus intereses comerciales más privados, los iba combinando con fumaderos de opio y burdeles. No buscaba directamente oro sino que ganaba dinero con los buscadores de oro. El comedor de la posada tenía unos habitáculos anexos separados,donde las prostitutas se encontraban con los clientes. Al parecer no fue el único hostelero que hizo caja con el sexo durante la fiebre del oro, pero sí uno de los pocos de los que se tiene constancia. Desde el primer momento, Frederick no dudó en aceptar también que los clientes le pagasen con pepitas de oro si no tenían monedas. Así fue ahorrando y juntando una pequeña fortuna. Algunos vecinos de Kallstadt han contado a los medios locales que el joven podía permitirse enviar regularmente dinero a sus hermanas, que para entonces ya habían emigrado a Nueva York, y que ellas ya empezaron a invertir en inmuebles. Cuando las autoridades se preparaban para acabar con sus antros de prostitución, tráfico de drogas y de mala reputación, Fred se puso siempre un paso por delante de la ley y en 1901, acabó con todos sus negocios y volvió a Kallstadt con su dinero, para buscar esposa y se casó con su antigua vecina, Elizabeth Christ. Parece ser que Elizabeth era su propia sobrina (como esa rara costumbre de la “elite” de “emparejarse” en familia). El matrimonio avunculado estaba prohibido como una forma de incesto, mientras que en otras partes era legal y común. Poco después de la boda se fueron a los Estados Unidos, aunque en la mayoría de los estados, la actividad sexual entre un tío-sobrina estaba penalizado como incesto.

Fue su esposa, la que comenzó a invertir entonces en pisos y terrenos las remesas que le mandaba su marido desde el oeste, aprovechandose de la fiebre del oro de la época.Pero Elisabeth nunca encontró su lugar en Nueva York, añoraba Kallstadt. Y tras muchas discusiones, la pareja regresó de nuevo a Alemania con la idea de establecerse definitivamente en su tierra natal. Pero la burocracia del entonces Kaiser Guillermo II se lo impidió. A pesar del dinero con el que llegaban, las autoridades acusaron a Frederick Trump de haber emigrado a América, para evitar el servicio militar obligatorio. Le denegaron la residencia, forzándole en la práctica a regresar a Estados Unidos, ya que el abuelo Trump había obtenido la nacionalidad durante su primer periplo por Norteamérica. En 1905, la pareja volvió a Nueva York, donde rehizo sus negocios. Al año siguiente nacería su primer hijo, Fred, padre del futuro Donald.

En 1918, la oleada más mortífera de la gripe española se llevó por delante a Frederick Trump cuando sólo tenía 49 años. A cambio, dejó una bonita suma en herencia a su mujer, que de inmediato se propuso sacar buen provecho de aquel dinero. Elisabeth estableció una empresa dedicada en exclusiva a invertir en el sector inmobiliario. Los cimientos del imperio estaban establecidos.

Fred, el mayor de tres hermanos, nada más graduarse entró en el sector de la construcción y antes de que estallase la II Guerra Mundial ya estaba construyendo casas subvencionadas por el estado en los barrios neoyorquinos de Queens y Brooklyn. Tras la contienda, cuando se acabaron las ayudas públicas, Fred dio un salto hacia los sectores más pudientes, pues ahí es donde entonces estaba el dinero. El negocio no paraba de crecer y crecer. Fred, hizo sus negocios en “bienes raíces”, pues era muy listoencontrando “lagunas legales”, triunfando así, en el mundo inmobiliario. Tanto Friedrich como su hijo Fred veían el éxito como el único camino posible, sin importar cómo conseguirlo, cualidad que debió heredar. La cultura heredada de su padre era muy dura y competitiva, siempre enfocada en ver quién es el consumidor y qué quiere.

La madre de Trump, Mary Anne, procedia de la isla de Lewis, en la costa de Escocia.En unas vacaciones a Nueva York en 1930, con 18 años, conoció a Fred Trump ydecidió quedarse allí. De este matrimonio nace Donald en New York, junto a otroscuatro hermanos: Fred, Jr. (fallecido), Robert, Maryanne y Elizabeth. Su hermana mayor, Maryanne Trump Barry, es jueza federal de una corte de apelaciones.

Es importante señalar, que esta familia siempre negó su ascendencia alemana, ya que

después de la Segunda Guerra Mundial y hasta la década de 1980, la familia Trump demandaba que su familia era de Suecia, porque, según decia, tenía una gran cantidad de inquilinos judíos y no estaban bien vistos los alemanes por aquellos días. En su libro de 1987, “El arte del reparto”, Donald Trump todavía reclamaba su falsa herencia sueca.

El padre de Donald Trump con su viejo estilo darle a cada público lo que quería, supo dar varios pelotazos, como relata su biografa, Gwenda Blair en el libro “The Trumps.Three Generations of Builders and a Presidential Candidate”. Durante los años en los que construyó casas subvencionadas, Fred creó varias empresas pantalla con las que se alquilaba a sí mismo, y por precios desorbitados, las excavadoras y camiones que necesitaba, embolsándose la diferencia. Donald, su primogénito de cinco y favorito, no tardó en seguir los pasos de Fred en el negocio familiar. “Fred le enseñó a Donald muchas cosas y él era un buen aprendiz, nos comenta Blair.

La autora de “Los Trump” ve semejanzas entre el abuelo alemán y el candidato republicano. En una entrevista con el canal “Deutsche Welle” señalaba que ambos son ese tipo de personas que harían cualquier cosa para seguir adelante y vencer, que son enormemente tenaces y nunca abandonan, pero que también están decididos a conseguirtodo con el dinero, esquivando las normas y encontrando agujeros legales. Ciento treinta años después, el apellido Trump, que quiere decir “triunfo”, puede verse en varios edificios de la Gran Manzana de Manhattan y su imperio familiar revela que logró su objetivo con creces.


La trágica historia del hermano mayor de Trump
Pero no solo las historias de éxito han marcado a la familia Trump. Antes que Donald, quien debía heredar el imperio Trump era Fred, su hermano ocho años mayor, más conocido como Freddy, un piloto de aviones, alegre, atractivo y auto destructivo que murió tras una batalla perdida contra el alcoholismo en 1981, a los 43 años.
A pesar de ser el segundo hijo, Donald era el favorito, y quien deseaba heredar el imperio de los bienes raíces. Se veía como un heredero no natural, pero sí más lógico para construir un legado familiar en Nueva York y el mundo.
Freddy era el hijo mayor. Donald era el segundo. Las expectativas que ellos tenían cuando eran niños, era que Freddy sería el que iba a hacerse cargo del negocio. Sería el más importante, el heredero. Pero según Blair, incluso desde temprana edad, según lo Freddy no tenía madera para ser jefe. La experiencia de Freddy en el negocio de bienes raíces lo hizo miserable. Era divertido, encantador, no era particularmente un buen estudiante y no tenia interés en los negocios, sino que quería ser piloto.
Freddy a diferencia de Donald era mucho más acogedor con los inmigrantes y las minorías. Cuando Freddy entró en la Universidad de Pennsylvania se unió a una fraternidad judía, pues Freddy aseguraba que su padre, hijo de un inmigrante alemán, era judío.
En 1960, cuando Donald entró en la Universidad, su padre comenzó a construir Trump Village, un proyecto en Coney Island, el primero que tendría el nombre familiar y el cual estaría a cargo de Freddy. Sin embargo, no funcionó. El patriarca se enfureció con él por cambiar las ventanas del proyecto en vez de reparar las viejas. Freddy dejó los bienes raíces y se dedicó a volar, pero pronto empezó a beber en exceso. Donald, lo criticaba y lo instaba para que volviera al negocio. Años mas tarde esto le hizo comprender a Donald que las personas tienen que amar lo que hacen.
Cuando Donald se graduó en 1968, la salud de Freddy se había deteriorado y murió una década más tarde. De él dijo su hermano Donald: “Habría sido un excelente negociador de paz si no hubiera tenido ese problema, ya que todo el mundo lo quería. Era lo opuesto a mí”.

A nosotros nos ha resultado muy instructiva esta historia, pues pone claramente de manifiesto el judaísmo oculto o criptojudaismo, de la familia Trump.




El fundamentalismo sionista de Trump

Vueltos a la política de nuestros días vamos a comprobar el apoyo abierto de Trump a la causa sionista:

Desde la proclamación de su campaña en junio de 2015, su director de campaña ha sido el judío Michael Glassner, antiguo director regional del lobby judío estadounidense AIPAC y que reunió fondos para las campañas de George W. Bush en el pasado.
En julio de 2015, el candidato a la presidencia demostraba ser siervo del sionismo, cuando literalmente dijo: “El único que dará un apoyo real a Israel soy yo. El resto son meras palabras, nada de acción. Son políticos. Yo he sido leal a Israel desde el día en que nací. Mi padre, Fred Trump, fue leal a Israel antes que yo. El único que dará a Israel el tipo de apoyo que necesita es Donald Trump”.

“En primer lugar, los israelíes son grandes empresarios. Tienen un instinto natural para los negocios y sus empresas de nueva creación son fantásticas. Yo trato con los israelíes todo el tiempo, y me ocupo de personas judías todo el tiempo, sean israelíes o no”.

Sabiendo lo que sabe de negociaciones en el mundo de los negocios, ¿cómo enfocaría las conversaciones nucleares actuales con Irán?

En una entrevista en febrero del 2016, dijo: “No se confundan ahí en Israel: yo soy el mayor amigo que ustedes tienen hoy. Mi hija está casada con un judío ferviente partidario de Israel y yo participé en la marcha de apoyo a Israel. Mi amistad con ustedes es muy fuerte”.

Su hija Ivanka se convirtió al judaísmo en 2009 y está casada con el judío Jared Kushner del que dio a luz a su tercer hijo en marzo de 2016.

De igual manera, en 2016, el magnate inició un debate sobre si los judíos debían considerarse blancos o no, con una clara intención de integrar a los judíos a la sociedad estadounidense.
En un discurso ante la Coalición Judía Republicana, dijo: “Ustedes quieren darme su dinero. Ustedes quieren controlar a sus propios políticos. No hay problema… Hace cinco meses yo era uno de ustedes”. Aquí hace referencia a que él mismo ha financiado a políticos tanto republicanos como demócratas en el pasado, presumiblemente a cambio de favores. Así que entiende perfectamente lo que esperan recibir los judíos a cambio de su dinero. “Quiero vuestro apoyo, pero no vuestro dinero”, terminó.

Sobre Obama ha dicho Trump: “Creo que el presidente Obama es una de las peores cosas que le sucedieron jamás a Israel. Creo que está estableciendo las relaciones [israelíes] con Estados Unidos de una manera terrible, y la gente y amigos míos que son judíos, no sé cómo pueden apoyar al presidente Obama. Ha sido muy malo para Israel”.

Trump ha declarado a Israel como “nuestro aliado estratégico, nuestro amigo incondicional y nuestro hermano cultural, la única democracia en el Medio Oriente, el estado de Israel”.

Donald Trump es judío y sionista, que al igual que Hillary Clinton, son dos siervos de la élite; mientras los estadounidenses eligen a quien votar, las élites ya eligieron quien será el próximo presidente.



La agresiva geopolitica de Trump

Con respecto a Iran, el principal enemigo de Israel, nos dice Trump:

“Mi prioridad número uno es desmantelar el desastroso acuerdo con Irán. Irán es un problema en Iraq, un problema en Siria, un problema en el Líbano, un problema en Yemen y será un problema muy, muy importante para Arabia Saudita. Literalmente, cada día, Irán ofrece más y mejores armas para mantener a sus estados títeres.

Hezbolá, de Líbano ha recibido armas sofisticadas anti-buques, armas antiaéreas y sistemas GPS y cohetes como muy pocas personas en todo el mundo y, ciertamente, muy pocos países tienen. Ahora están en Siria tratando de establecer otro frente contra Israel desde el lado sirio de los Altos del Golán.

En Gaza, Irán está apoyando a Hamas y la Jihad Islámica.

En segundo lugar, vamos a desmantelar totalmente la red global de terrorismo iraní, que es grande y poderosa, aunque no tan poderosa como nosotros.

Irán ha sembrado grupos terroristas en todo el mundo. Durante los últimos cinco años, Irán ha perpetrado ataques terroristas en 25 países diferentes de los cinco continentes. Tienen células terroristas en todas partes, incluso en el hemisferio occidental, muy cerca de casa. Irán es el mayor patrocinador del terrorismo en todo el mundo. Y vamos a trabajar para desmantelar ese alcance, créanme, créanme.

Las Naciones Unidas no son un amigo de la democracia, no son un amigo de la libertad, no es amigo incluso de los Estados Unidos de América, donde, como es sabido, tiene su casa. Y les puedo asegurar que no es un amigo de Israel.

Así que con el presidente en su último año, las discusiones han estado circulando sobre un intento de llevar una resolución del Consejo de Seguridad en cuanto a un eventual acuerdo entre Israel y Palestina. Los Estados Unidos deben oponerse a esta resolución y utilizar el poder de nuestro veto, que voy a utilizar como presidente al 100%.

Cuando sea presidente, créanme, voy a vetar cualquier intento por parte de las Naciones Unidas para imponer su voluntad sobre el estado judío. Se vetará al 100%.

Cuando me convierta en presidente, los días de tratar a Israel como un ciudadano de segunda clase finalizarán el primer día. Vamos a mover la embajada estadounidense a la capital eterna del pueblo judío, Jerusalén.

Los palestinos deben venir a la mesa sabiendo que el enlace entre los Estados Unidos e Israel es absoluta y totalmente irrompible. Y han de venir a la mesa dispuestos a aceptar que Israel es un estado judío y que existirá siempre como un estado judío.

Amo a la gente en esta sala. Amo a Israel. Amo a Israel. He estado con Israel tanto tiempo en términos de que he recibido algunos de mis más grandes honores de Israel, mi padre antes que yo, increíble. Mi hija, Ivanka, está a punto de tener un hermoso bebé judío. Muchas gracias”.

Con respecto a Mexico: “Tengo un gran respeto por México y me encanta el pueblo mexicano. Tengo muchas amistades en México y con mexicanos. Pero México está totalmente fuera de las negociaciones con Estados Unidos en lo que respecta a nuestras fronteras y el comercio exterior. Las personas que vienen a este país, y no sólo de México, muchos, no todos, son personas que no debiéramos dejar entrar en el país, lo que, obviamente, es de sentido común. Desde que he hecho esa declaración, he recibido gran apoyo, de tantas personas en los Estados Unidos. O bien tiene que haber una frontera, o no tenemos un país”.

Además Donald Trump piensa prohibir la entrada en Estados Unidos de todos los musulmanes en respuesta al “odio” que, según él, siente parte de esa comunidad contra los estadounidenses.

Respecto de China, piensa Trump que este país está robando empleos en Estados Unidos mediante la manipulación de la moneda: “Mira, China es como México. Se están aprovechando de los Estados Unidos. Se ríen todo el camino hasta el banco. Por supuesto que van a responder, y lo dijeron en esencia, ¡Oh, no, nos encanta nuestro socio comercial, los Estados Unidos!. Claro, por supuesto que nos deben querer, están haciendo una fortuna con nosotros. Pero nosotros no hacemos nada con ellos. No conseguimos nada de ese acuerdo, créame. Eso cambiaría si yo fuera presidente”.

Y ahora para terminar juzguen ustedes quienes son los amos de Trump.

Penthos 4-Noviembre-2016


FUENTE: http://elquijotesiglo21.blogspot.com.ar/2016/11/quien-es-donald-trump.html?spref=tw

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...