BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

domingo, 25 de mayo de 2014

Submarino nuclear argentino: ¿sueño o realidad?


(NOTAS)

-Submarino a propulsión nuclear, diseño nacional
-Modernización de los submarinos Argentinos
-Estado de la Armada Submarina Argentina
-Posible submarino nuclear argentino para el futuro
-Argentina construirá un submarino nuclear
-El reactor CAREM y su relación con el programa de submarinos argentinos

Con la adaptación de un reactor nuclear construido en nuestro país, todo hace suponer que el submarino ARA Santa Fe sería el primero en contar con esa tecnología en el país y transformarse en uno de los pioneros en Sudamérica. Detalles y características de su construcción y la llegada del propulsor enriquecido a uranio que permitirá mayores y mejores prestaciones con tecnología de avanzada.
Aquel 4 de junio de 2010 los periodistas reunidos en el Edificio Libertad por las autoridades del Ministerio de Defensa para festejar su día, escucharon de labios de la entonces titular de la cartera, doctora Nilda Garré, una revelación sin precedentes. Luego de los plácemes del caso, anunció un plan para incorporar sistemas de propulsión alimentados por energía atómica para navíos de la Armada.
Una vez disipada la sorpresa, los hombres de prensa echaron mano de sus contactos en la Fuerza  para obtener más precisiones. Así, surgió la posibilidad de que un submarino fuese el receptor de esa tecnología. Todas las miradas apuntaron sin lugar a dudas, al Complejo Naval Industrial Argentino (CINAR). En uno de sus enormes galpones, donde se dan los últimos retoques a los trabajos de media vida (extensión de la vida útil) del submarino ARA San Juan, con un presupuesto de 60 millones de dólares y en la misma línea de trabajo, la silueta del ARA Santa Fe S-43 sería la respuesta que satisfaría la inquietud periodística. Al respecto, nadie quiso ni quiere decir una sola palabra, sin embargo, es casi un hecho de que el sumergible sea el elegido para ser impulsado con un reactor nuclear.

Su historia es de larga data. El 70% de su construcción había sido interrumpido en 1994 (incluso fueron comprados hasta sus motores convencionales), junto con la del ARA Santiago del Estero S-44, armado en un 30%. Daba pena verlo desde la avenida España, en la Costanera Sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En un costado del astillero (ex Domecq García), la estructura del navío de color rojizo sucumbía lentamente a las inclemencias del tiempo, abandonado a su suerte. Hoy, con 2300 toneladas de desplazamiento, 68,60 metros de largo y 8 de diámetro y por la solidez de sus mamparos, su destino apuntaría a cosas realmente mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...