BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

lunes, 15 de junio de 2015

CÓMO HITLER DESAFIÓ A LOS BANQUEROS


CÓMO HITLER DESAFIÓ A LOS BANQUEROS – y le mostró al mundo una mejor manera



Muchas personas se alegran al decir que Wall Street y los banqueros judíos “financiaron a Hitler.” Hay ciertas pruebas documentadas que prueban WS y los banqueros judíos, efectivamente, ayudaron a financiar a Hitler en un principio (1), en parte porque permitió a los banqueros para hacerse ricos (como describiré abajo) y en parte con el fin de controlar Stalin.

Sin embargo, cuando Alemania se liberó de los banqueros, los banqueros le declararon una guerra mundial contra Alemania.

Cuando nos fijamos en todos los hechos, la acusación de que ” los Judíos financiaron a Hitler” se vuelve irrelevante. El Abogado Ellen Brown habla de este tema en su libro Web Of Debt.

Cuando Hitler llegó al poder, Alemania estaba irremediablemente quebrada, sin esperanzas. El Tratado de Versalles había impuesto reparaciones que tenía aplastado en el pueblo alemán, exigiendo que los alemanes pagasen los costos de todas las naciones en la guerra. Estos gastos ascendieron a tres veces el valor de todos los bienes en Alemania.

Los Especuladores monetarios privados causaron que el mark alemán cayera en picada, lo que precipitó una de las peores inflaciones fuera de control de los tiempos modernos. Con una carretilla llena de 100 mil millones de Marks no podías comprar ni una hogaza de pan. El tesoro nacional estaba vacío. Innumerables casas y fincas se perdieron a favor de los especuladores y los bancos privados (controlado por judíos). Los alemanes vivían en chozas. Se estaban muriendo de hambre. -Algo de esto les suena familiar?-


Mujeres Alemanas haciendo cola para comprar pan durante la inflación de 1923. En el fondo se puede ver una página de un periódico de Berlín anunciando que la nueva moda tasa de cambio dólar-Mark es de 1: 1, 000,000.


Nada como esto había sucedido antes – la destrucción total de una moneda nacional, además de la total eliminación de los ahorros y empresas de las personas. Encima de esto, vino una depresión global. Alemania no había tenido más remedio que sucumbir a la esclavitud de la deuda de los banqueros internacionales (principalmente judíos), hasta 1933, cuando los nacionalsocialistas llegaron al poder. En ese momento el gobierno alemán frustró los carteles bancarios internacionales mediante la emisión de su propio dinero. La comunidad judía mundial respondió declarando un boicot mundial contra Alemania.

Hitler comenzó un programa de crédito nacional mediante la elaboración de un plan de obras públicas que incluyen el control de inundaciones, la reparación de los edificios públicos y residencias privadas, y la construcción de nuevas carreteras, puentes, canales, y las instalaciones portuarias. Todos estos fueron pagados con el dinero que ya no provenía de los banqueros privados internacionales.



Sistema de carreteras de la Alemania Nacional Socialista El proyecto de construcción más grande de Europa – El sistema de carreteras más grandioso del mundo. Todo creado sin pedir prestado a los Rothschild ni pagar intereses por la eternidad





Un periódico Alemán de 1936 animando a los ciudadanos a ahorrar unos marks y comprarse un nuevo Volkswagen.

El costo proyectado de estos diversos programas fue fijado en mil millones de unidades de la moneda nacional. Para pagar esto, el gobierno alemán (no los banqueros internacionales) emitió billetes de cambio, llamados Certificados de la Tesorería del Trabajo. De esta manera, los nacionalsocialistas pusieron a millones de personas a trabajar, y les pagaron con Certificados de la Tesorería.

Bajo el nacionalsocialismo, el dinero de Alemania no estaba respaldado por oro (que era -y es- propiedad de los banqueros internacionales). Era esencialmente un recibo para mano de obra y de materiales entregados al gobierno. Hitler dijo:


“Por cada mark emitido, se requiere el equivalente al valor de un mark de trabajo realizado o de bienes producidos.”

El gobierno pagó a los trabajadores en Certificados. Los trabajadores gastaron aquellos certificados en otros bienes y servicios, por ende creando así más puestos de trabajo para más personas. De esta manera el pueblo alemán logro salir de la aplastante deuda impuesta por los banqueros internacionales. (Controlado por los judíos)


Adolf Hitler con la juventud Alemana, difícilmente la imagen de un tirano o de un pueblo oprimido

En dos años, el problema del desempleo se había resuelto, y Alemania estaba de nuevo en pie. Tenía una moneda sólida, estable, sin deudas y sin inflación, en un momento en que millones de personas en los Estados Unidos y otros países occidentales (controlado por los banqueros internacionales) seguían sin trabajo. En cinco años, Alemania paso de la nación más pobre de Europa a la rica y prospera.


Libres de la esclavitud de la deuda de los carteles banqueros como los Rothschild, Alemania fue capaz de enfocarse en la familia, agricultura y su fe cristiana.


Alemania incluso logró restaurar el comercio exterior, a pesar de la negación de los banqueros internacionales de dar crédito externo a Alemania, y a pesar del boicot mundial por parte de las industrias de propiedad judía. Alemania logró esto mediante el intercambio de equipos y materias primas directamente con otros países, el uso de un sistema de trueque que saca a los banqueros fuera del cuadro. Alemania prosperó, ya que el trueque elimina la deuda nacional y el déficit comercial.

(Venezuela hace lo mismo hoy en día cuando cambia el petróleo por materias primas, además de ayuda médica, y así sucesivamente, etc. De ahí que los banqueros están tratando de exprimir Venezuela.)


Soldado de la 1° guerra mundial, con una pierna amputada y con su Cruz de Hierro, forzado a mendigar en las calles. Cuando los Nacional Socialistas llegaron al poder, introdujeron nuevas legislaciones para cuidar a sus veteranos y a los ancianos, además de proveer vivienda y seguridad para todos los ciudadanos.

La libertad económica de Alemania fue vivida por un periodo corto, pero dejó varios monumentos, entre ellos la famosa autopista, la primera súper autopista del mundo.


Hitler admirando una de sus más grandes creaciones, la famosa AutoBahn. Hitler era un arquitecto profesional al igual que un gran artista, un hombre de gran genialidad y un hombre del pueblo.

Hjalmar Schacht, un agente de Rothschild, que estuvo temporalmente como jefe del banco central alemán, lo resumió así: Un banquero americano me había comentado,


“Dr. Schacht, usted debe venir a Estados Unidos. Tenemos un montón de dinero, esto sí que es una banca.”

Schacht respondió:

“Usted debe venir a Berlín. No tenemos dinero. Esto sí que es un banca.”

(Schacht, el agente de Rothschild, realmente apoyó a los banqueros privados internacionales contra Alemania, y fue recompensado con el retiro de los cargos en su contra en los juicios de Núremberg.)

Esta libertad económica hizo Hitler extremadamente popular con el pueblo alemán. Alemania fue rescatada de la teoría económica inglesa –más bien judía- que dice que todas las divisas deben ser prestadas contra el oro, propiedad de un cártel de una banca privada y secreta – como la Reserva Federal o el Banco Central de Europa – y no emitida por el gobierno para el beneficio de las personas.

El investigador canadiense Dr. Henry Makow (que es judío él mismo) dice que la razón principal por la que los banqueros organizaron a una guerra mundial contra Alemania, fue que Hitler hizo a un lado a los banqueros mediante la emisión de su propia moneda, por ende liberando así al pueblo alemán. Peor aún, esta libertad y prosperidad amenazaban con extenderse a otras naciones. ¡Hitler debía ser detenido!

Dr. Henry Makow cita del interrogatorio de CG Rakovsky (judío) en 1938, uno de los fundadores del bolchevismo soviético y cercano a Trotsky. Rakovsky fue juzgado en juicios en la URSS bajo Stalin. Según Rakovsky, Hitler fue financiado en primer lugar por los banqueros internacionales, a través de los banqueros agente Hjalmar Schacht. Los banqueros financiaron a Hitler con el fin de controlar a Stalin, que había usurpado el poder de su agente de Trotsky. Luego Hitler se convirtió en una amenaza aún más grande que Stalin, cuando Hitler comenzó a imprimir su propio dinero.

(Stalin llegó al poder en 1922, es decir, once años antes de que Hitler llegara al poder.)

Rakovsky dice:

“Hitler asumió el privilegio de la fabricación del dinero, y no sólo dinero físico, sino también los financieros. Él (Hitler) se hizo cargo de la maquinaria de falsificación y la puso a trabajar en beneficio de la gente.

¿Puedes imaginar lo que habría llegado a pasar si esto se hubiera copiado en otros estados?”

–Henry Makow, “Hitler no quería la guerra”, 21 de marzo 2004. (Contiene desinformación sobre Hitler, pero en general es muy buen articulo)

El economista Henry CK Liu escribe sobre la notable transformación de Alemania:

“Los nazis llegaron al poder en 1933 cuando la economía alemana estaba en un colapso total, con obligaciones de reparaciones de guerra ruinosas y cero perspectivas de inversión o de crédito extranjero.

A través de una política monetaria independiente de crédito soberano y un programa de obras públicas de pleno empleo, el Tercer Reich fue capaz de convertir a la Alemania en bancarrota, despojada de las colonias de ultramar, en la economía más fuerte de Europa en cuatro años, incluso antes de que comenzar el gasto de armamento.”

– Henry CK Liu, “el nazismo y el milagro económico alemán”, Asia Times (24 de mayo de 2005).

En Billions for the Bankers, Debts for the People (1984), Sheldon Emry comentó:

“Alemania emitió dinero libre de deuda y sin intereses a partir de 1935 en adelante, que representa el increíble resurgimiento de Alemania de la depresión a una potencia mundial en cinco años. El gobierno alemán financió sus operaciones enteras 1935-1945 sin oro y sin deuda.Tomó todo el mundo capitalista y comunista para destruir la revolución alemana, y traer de nuevo a Europa bajo la bota de los banqueros.”

Estos hechos no aparecen en ningún libro de texto de hoy, ya que los judíos son dueños de la mayoría de las editoriales. Lo que sí aparece es la inflación galopante y desastrosa sufrida en 1923 en la República de Weimar, que gobernó Alemania desde 1919 hasta 1933. Libros de texto actuales utilizan esta inflación para torcer la verdad en reversa. Citan la devaluación radical del mark alemán como ejemplo de desastroso que sería si los gobiernos imprimen su propio dinero, en lugar de pedir prestado a los cárteles privados.

En realidad, la crisis financiera de la república de Weimar comenzó con los pagos de las imposibles reparaciones impuestas por el Tratado de Versalles. Hjalmar Schacht, el agente de Rothschild, que fue comisionado de divisas para la República – se opuso a dejar al gobierno alemán la emisión de su propio dinero…”

El Tratado de Versalles es un modelo de medidas ingeniosas para la destrucción económica de Alemania. Alemania no podía encontrar ninguna manera de mantener su cabeza fuera del agua, que no sea por el expediente inflacionario de imprimir billetes de banco. “

Schacht hace eco de la mentira de los libros de texto, de que la inflación producida durante la república de Weimar se produjo cuando el gobierno alemán imprimió su propio dinero. Sin embargo, en su libro de 1967 The Magic of Money, Schacht dejar salir al gato fuera de la bolsa al revelar que era el Reichsbank DE PROPIEDAD PRIVADO y no el gobierno alemán el que estaba bombeando la nueva moneda en la economía. Por lo tanto, el banco privado causó la hiperinflación de la república de Weimar.

Al igual que la Reserva Federal de EE.UU., el Reichsbank fue supervisado por funcionarios públicos designados, pero fue operado en beneficio privado. Lo que llevo a la inflación en tiempos de guerra a la hiperinflación fue la especulación de los inversores extranjeros, que vendían el mark barato, apostando por que su valor disminuyese. En el dispositivo de manipulación conocida como la venta corta, en el cual los especuladores piden prestado algo que no les pertenece, lo venden, y luego lo “cubren” comprándolo de nuevo al precio más bajo.

La especulación en el Mark alemán fue posible debido a que el Reichsbank de PROPIEDAD PRIVADA (todavía no bajo control de los Nacional Socialistas) hizo grandes cantidades de divisas disponibles para préstamos. Esta moneda como la moneda de EE.UU. hoy en día, fue creada con estados de cuenta en los libros del banco. A continuación, el divertido-dinero era prestado a interés compuesto. Cuando el Reichsbank no podía seguir el ritmo de la demanda voraz de Marks, se le permitió a otros bancos privados crear dinero de la nada para prestarlos a interés. El resultado fue la deuda y la inflación galopante.

Por lo tanto, de acuerdo con Schacht sí mismo, el gobierno alemán no causó la hiperinflación de Weimar. Por el contrario, el gobierno (en los nacionalsocialistas) consiguió controlar la hiperinflación. Los nacionalsocialistas poner el Reichsbank bajo las estrictas regulaciones gubernamentales, y tomaron medidas correctivas para eliminar la especulación extranjera. Una de esas medidas fue eliminar el acceso fácil a los préstamos divertido de dinero de los bancos privados. Entonces Hitler consiguió Alemania de nuevo en pie haciendo que los Certificados de la Tesorería de emisión públicos del gobierno.

Por lo tanto, de acuerdo con Schacht sí mismo, el gobierno alemán no causó la hiperinflación de Weimar. Por el contrario, el gobierno (con los Nacional Socialistas al poder) consiguió controlar la hiperinflación.

Los Nacional Socialistas (NS) pusieron el Reichsbank bajo estrictas regulaciones gubernamentales, y tomaron medidas correctivas para eliminar la especulación extranjera. Una de esas medidas fue eliminar el acceso fácil a esos préstamos-divertidos de dinero de los bancos privados. Entonces Hitler puso a Alemania de nuevo en pie, creando los Certificados de la Tesorería de emisión pública del gobierno.

Schacht, el agente de Rothschild, desaprobó este gobierno de su dinero fiduciario, y terminó siendo despedido como jefe del Reichsbank cuando se negó a emitirlo. No obstante, reconoció en sus memorias posteriores que permitir al gobierno emitir el dinero que necesitaba no produjo la inflación de los precios predichos por la teoría económica clásica, que dice que la moneda debe ser prestada de los cárteles banqueros privados.

Lo qué causa la hiperinflación es la especulación descontrolada. Cuando la especulación se acopla con la deuda (debida a los cárteles de la banca privada), el resultado es un desastre. Por otro lado, cuando el gobierno emite su moneda en formas y medidas cuidadosas, hace que la oferta y la demanda aumenten juntas, dejando los precios sin ser afectados. Por lo tanto no hay inflación, no hay deuda, no hay desempleo, y no hay necesidad de impuestos sobre la renta.

Naturalmente esto aterrorizo –y aun lo hace- a los banqueros, ya que elimina sus poderes. También aterrorizo a los Judíos –y aun lo hace-, ya que con su control de la banca les es permisible comprar los medios de comunicación, al gobierno, y todo lo demás.

Por lo tanto, para aquellos que se deleitan en decir que los “Judíos financiaron a Hitler”, les pido que por favor miren todos los hechos.



Adolf Hitler explica el valor del oro y trabajo



Discurso de Adolf Hitler sobre la cobertura verdadera de una moneda



“Yo he superado el caos en Alemania, restaurado el orden, incrementado de forma generalizada la producción en todos los sectores de nuestra economía nacional. […] Yo he logrado reintegrar por completo a la producción útil los siete millones de desempleados que tan entrañables resultaban a nuestros corazones, he logrado mantener al campesino en su tierra a pesar de todas las dificultades, y también he logrado recuperar tierras para él, he logrado hacer que florezca de nuevo el comercio alemán, y he conseguido promover tremendamente los transportes. No sólo he unido políticamente al pueblo alemán, sino que, desde el punto de vista militar, también lo he rearmado, y además he tratado de romper, página por página, ese tratado que contenía, en sus 448 artículos, las más elementales violaciones jamás impuestas a las naciones y a los seres humanos. He devuelto al Reich las provincias que nos fueron robadas en 1919. He conducido de nuevo a su patria a los millones de alemanes profundamente desdichados que nos habían sido arrancados. He restablecido la milenaria unidad histórica del espacio vital alemán, y he tratado de hacer todo esto sin derramamiento de sangre y sin infligir a mi pueblo o a otros el padecimiento de la guerra. He logrado todo esto por mis propios medios, como alguien que hace veinte años era un trabajador desconocido y un soldado de su pueblo”

— Adolf Hitler en el Reichstag del 28 de abril de 1939.

Referencia:

(1)

Existe la leyenda de que “banqueros judíos” o “banqueros sionistas” financiaron a Hitler. Esto es FALSO. James Pool, en su obra autorizada, Who Financed Hitler? (¿Quién financio a Hitler?) Demuestra todo lo contrario.

En un caso, un financiero judío en Alemania en efecto dio dinero al partido Nacional Socialista, antes de la subida de Adolf Hitler, pero esos fondos fueron diseñados para ayudar a la oposición dentro del partido de Hitler, para detener a Hitler. Pero a pesar de este hecho, algunos “patriotas” todavía dicen que “Los Judíos Respaldaron a Hitler.”

Muchos de los que adoran el altar de esta tontería citan un documento flagrantemente fraudulento de orígenes vagos titulado: Hitler’s Secret Bankers (Los banqueros secretos de Hitler), supuestamente escrito por uno “Sidney Warburg”, uno de esos “banqueros judíos” Pero este documento, es un fraude. Wall Street and the Rise of Hitler del difunto Dr. Anthony Wall Street Sutton ha promovido esta teoría, basada en parte en la farsa de Warburg.

Los bancos y empresas estadounidenses que hicieron trabajos con el gobierno de Hitler, eran por lo general una continuación de los acuerdos financieros anteriores (a Hitler) que se remontaban a décadas, pero esto no fue parte de ninguna gran conspiración para llevar a Hitler al poder.

Otra afirmación es que la familia Bush fue parte integral en la subida de Hitler, este es otro mito. Kevin Phillips -un no admirador de la dinastía Bush- examina las circunstancias concretas que rodean el escenario de Bush-Hitler en su libro, American Dynasty: Aristocracy, Fortune and the Politics of Deceit in the House of Bush y pone los hechos en su justa perspectiva.

Johnfriend.net

Fuente:

http://www.radicalpress.com/?p=1389

https://quenosocultan.wordpress.com/2013/05/20/como-hitler-desafio-a-los-banqueros-y-le-mostro-al-mundo-una-mejor-manera/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...