BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

jueves, 3 de septiembre de 2015

CONAE proyecta el Tronador III- SATÉLITES PROPULSADOS CON LÁSER


CONAE PROYECTA EL TRONADOR III

Por Javier García, Argentina En El Espacio

El pasado jueves 27 de agosto se llevó a cabo en el Hotel Panamericano de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el seminario Ciencia, Tecnología e Innovación "Del Crecimiento al Desarrollo", organizado por la Fundación Desarrollo Argentino (DAR).



Uno de los paneles temáticos denominado “Tecnología e Innovación” estuvo destinado a presentar logros de instituciones y empresas de base tecnológica e investigación aplicada, siendo uno de los expositores el Dr. Conrado Varotto, Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE.


Allí el Dr. Varotto expuso sobre el aporte que la ciencia y la tecnología pueden brindar al país en materia de desarrollo económico, y habló sobre algunos de los proyectos de tecnología espacial que la institución que preside lleva actualmente adelante, entre los cuales destacó el Tronador.


Uno de los puntos novedosos de su exposición fue el relacionado a los vectores de esta serie, donde se pudo ver una gráfica comparativa entre los lanzadores Tronador II y III. Respecto a este último, Varotto comentó que el mismo "estará listo unos meses después del Tronador II, ya que es muy similar, pero podrá llevar 1000 kg de carga a órbita polar LEO". Reveló asimismo que estos vectores cuentan con un desarrollo de componentes nacionales del 92%.


Ambos lanzadores comparten el mismo diámetro (2,5 metros), pero la altura del TIII se verá incrementada en 6 metros, siendo su altura total de 34 metros. En su versión III, el lanzador contará con prestaciones superiores a las de su antecesor, el TII. Su peso vacío será de 6,6 toneladas, mientras que el mismo con carga completa de combustible será de 89 toneladas, pudiendo situar una carga paga de 1000 kg en órbita LEO polar a 600 km de altura.

Otro punto de interés fue el referido al grado de avance en la construcción del Complejo Argentino de Acceso Al Espacio, en la zona de Puerto Belgrano al sur de la provincia de Buenos Aires, desde donde serán lanzados el Tronador II y III. CONAE estima finalizar la plataforma de lanzamiento y las facilidades de seguimiento de trayectoria de los vectores durante el 2016.

Construcción de banco de prueba de motores.


El Tronador utiliza dos tipos diferentes de combustible. El propulsante semi criogénico, denominado KC-1 (desarrollado por la empresa de tecnología Y-TEC) se elaborará en una planta de combustible espacial que estará ubicada en la ciudad de Ensenada, y cuya construcción se espera finalizar durante el 2016. Por su parte, la planta de propelentes hipergólicos (Hidracina) estará ubicada dentro del Complejo Argentino de Acceso al Espacio y se espera finalizar su construcción entre 2017 y 2018.
comentarios :


Marco2 de septiembre de 2015, 21:57

Hola, quiero felicitar al pueblo y al gobierno de Argentina tras el fuerte autonomía para el acceso al espacio.
Argentina se merece todo lo bueno, ya que apuesta por el futuro y dando una verdadera lección de cómo llevar a cabo las actividades espaciales.
Creo que mide el nivel de desarrollo y la grandeza de una nación por cómo trata a su ciencia y la tecnología,
y, ciertamente, la Argentina es el primer mundo. Como un brasileño me gustaría que mi voto para el éxito en todos los sectores a Argentina.
Como mi país gobernado oficialmente los lanzadores desenvolmento, mi sueño de ver un país de América del Sur acceder al espacio por cuenta propia
Murió con Brasil, pero ahora tengo esperanzas y certezas que Argentina lo hará.
Me gusta la ciencia y la tecnología y me animo a todos aquellos que lo toman en serio, porque he hecho pequeños proyectos para los cohetes de cohetes.
En Brasil, el desarrollo se hace con malicia propaganda engañosa e interesada, disperdício y la mentira.
Mi consejo para Argentina es renunciar a cualquier tipo de cooperación tecnológica con Brasil, porque Brasil va a terminar arruinando, como lo hizo con Alemania
que inocentemente aguradava el desarrollo de VLM-1 (que fue a espacio de una manera diferente) para lanzar su experimento Sheflex.
Al igual que mi país porque tengo a mi familia aquí, pero esta es la verdad y quiero que otros sepan cómo nuestro país real sin publicidad.

Me disculpo por mi español.

Felicitaciones.Responder

Respuestas


ArgentinaEnElEspacio2 de septiembre de 2015, 22:28

Hola Marcos
Gracias por sus comentarios y buenos augurios respecto del Plan Espacial Argentino.
Nuestro deseo es que el PEB pueda ordenarse pronto y retomar la senda de desarrollo que supo tener, ya que nos es concebible una Agencia Espacial Sudamericana sin la participación de Brazil.

Saludos
http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2015/09/conae-proyecta-el-tronador-iii.html#more


UNSAM y CITEDEF trabajan en el desarrollo de sistemas de propulsión láser para satélites
Sigue a continuación una noticia publicada hoy en el portal informativo de la Universidad Nacional de San Martín (TSS), destacando que investigadores del CITEDEF y la UNSAM se encuentran trabajando en el desarrollo de un sistema de propulsión láser para los futuros satélites de la serie SARE.


SATÉLITES PROPULSADOS CON LÁSER


Por Matías Alonso


Investigadores de la UNSAM y el CITEDEF trabajan en el diseño de propulsores satelitales basados en el principio de ablación láser de plasma. Se apunta a que estos desarrollos puedan impulsar a los microsatélites que transportará el Tronador.




Un equipo de investigadores de la Universidad de San Martín (UNSAM) y el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) se encuentran desarrollando propulsores para satélites basados en el principio de ablación láser de plasma. En este sistema de propulsión, un haz de láser pulsado golpea una superficie y “quema” material para producir una columna de plasma de partículas cargadas que fluyen fuera de la superficie. Así, la emanación del plasma genera un empuje adicional para propulsar la nave.


Uno de los beneficios de este sistema es que la energía para utilizar el láser proviene de paneles solares, por lo que no es necesario cargar ese combustible cuando el vehículo está en la Tierra, sino que solo se necesita el material que será convertido en plasma. El plasma es un estado de la materia en el cual un material es calentado de manera que se transforma en un gas en el que los átomos se mueven a tal velocidad que al colisionar desprenden sus electrones. Sus ejemplos naturales más conocidos son los rayos durante una tormenta o la aurora boreal.

Actualmente, la principal limitante de la vida útil de un satélite es la cantidad de combustible trasportada para su reubicación, lo que debe hacerse periódicamente para reorientar sus antenas y mantener su órbita, que puede verse afectada por factores como la gravedad terrestre o por la fricción con la tenue atmósfera que hay a esa altura.



Un haz de láser golpea una superficie y “quema” material para
producir una columna de plasma que genera un empuje.


En tanto, la principal desventaja de este método de propulsión es que no produce una aceleración muy importante y por eso solamente es útil para su uso una vez que el satélite está en órbita, cuando existe una escasa resistencia al avance. Por lo tanto, para que una nave abandone la gravedad de la Tierra todavía es necesario que se usen motores de mayor empuje, como los que usan los vectores actuales.


“Con el CITEDEF estamos usando ablación láser para hacer propulsores de plasma y con eso generamos un diseño de micropropulsores para satélites. Específicamente, para los microsatélites que podrá transportar el Tronador. La idea es utilizar este tipo de propulsión para posicionar satélites y para orientarlos”, dice Carlos Rinaldi, doctor en Química y director de proyectos de Propulsión Láser y Micromecanizado (PIP-CONICET, UNSAM, CNEA).

El material sobre el cual se produce la ablación es un combustible sólido, aunque no es un combustible de explosión. Es un material que es útil cuando se usa con ablación láser como método para propulsar. “Probamos con materiales que no provocan contaminación ambiental. Es combustible porque se lo usa para eso, pero no en el sentido clásico de que se lo usa para producir una explosión y que eso da un empuje. A eso apuntan los combustibles sólidos de los vehículos espaciales, pero no es ese el caso, sino que es de otro tipo”, explica Rinaldi. El combustible sólido tiene la ventaja de que es menos complicado de manejar en su producción. Además, la cantidad de combustible que se puede cargar es mayor.


Carlos Rinaldi, Dr. en Química y director de proyectos de 
Propulsión Láser y Micromecanizado.

Este equipo de trabajo también está buscando que los principios de este sistema de propulsión sean incorporados como una materia de la carrera de Ingeniería Espacial de la UNSAM. Rinaldi asegura que llevan “diez años en el tema, así que algo aprendimos”. Esta carrera es pionera en América Latina y está relacionada con el peso que representa el Plan Espacial dentro de la política tecnológica actual.


Hasta el momento, el trabajo de los investigadores pasó principalmente por una investigación con fines académicos, pero se apunta a que una vez que haya más especialistas formados en el área pueda lograrse que estos equipos sean finalmente producidos localmente para motorizar a los satélites argentinos.


Fuente: TSS

http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2015/09/unsam-y-citedef-trabajan-en-el.html

RELACIONADO: http://argentinaenelespacio.blogspot.com.ar/2015/09/arsat-y-el-mincyt-trabajaran-juntos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...