BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

viernes, 21 de diciembre de 2012

Geopolítica Energética: Gas y petróleo, claves en la proyección de EE.UU.

Estimados:

En este fin de año de 2012, cierra con mucha novedades geopolíticas, y muy fundamentalmente en el tema de la fuentes energéticas, hace pocos días subimos a nuestro sitio un análisis del informe de las proyecciones del Consejo Nacional de Inteligencia de EE.UU. para el año 2030, en el cual se habla de grandes cambios en el marco de los poderes emergentes y la declinación del proyecto unipolarista estadounidense (proyecciones que concuerda con lo que vengo sosteniendo sobre el nuevo mundo multipolar en consolidación), pero en lo que respecta al tema energético el informe habla poco y de su trascendencia ya que si tomamos en cuenta que la mayoría de los últimos conflictos, estos se desarrollaron en los países con una fuerte matriz de productores de Gas y Petróleo (Libia, Irak y aun la misma Siria), nos lleva a tener que profundizar en esta área energética para incluir este tema a los aportados por el CNI, y que su informe publico “extrañamente” no le da la importancia que tiene, y por eso subimos un trabajo del analista argentino Jorge Castro (hombre muy vinculado a los intereses norteamericanos en nuestra región), sobre los avances tecnológicos que permitirán a EEUU alcanzar el autoabastecimiento del petróleo en 2020 explotando el petróleo enquistado con nuevas tecnologías. ( y ello hará un gran cambio geopolítico ya que no dependerá mas de esos insumos del conflictivo medio oriente y quizás se reduzca su presencia en esa zona).

Pero en el artículo de Castro no se habla de Argentina: que según la Secretaría de Energía de EEUU (tiene la tercera reserva de ese petróleo en el mundo después de EEUU y Rusia). “Que hará YPF?. Cuál es la movida de Galluccio , presidente de YPF, y que hará Cristina Fernández. Hay algo detrás con tanto silencio?” pregunta que me envía el Dr. Las Heras, que me parece muy oportuna y que merece que la sociedad argentina esté al tanto de esta nueva posibilidad de transformar nuestro rol de país con petróleo, a país productor y exportador importante de esos combustibles, a lo cual tenemos que sumar que: Paraguay anuncia petrolero cerca a nuestra frontera. El Presidente Franco dice que será la más grande potencia de petróleo en América del Sur. Que seguramente afectará la frontera caliente con Argentina más que lo del acuífero Guaraní. A esto debe sumarse a que en el último decenio América del sur suma más de 100 mil millones de barriles de crudo lo cual la transforma en una región cada día mas importante en el rubro energético y que llevara a que cause profundo cambios geopolíticos globales.

Cada día es mas importante el rol que asumirá nuestro subcontinente y ello debe ser analizado, difundido y defendido por nuestros países en una cooperación sin precedente en nuestra historia ya que ahora está en juego el futuro nuestro por los próximo 100 años. Hace tiempo trabaje la hipótesis de los conflictos de la primera mitad del siglo XXI serian por la lucha por la conquista de los recursos naturales en nuestro continente (y estos datos solo vienen a confirmarlo junto con el descubrimientos de los minerales denominados “tierras raras” y otros como el litio, que nos posicionan en un nuevo escalón de poder).

“Para pensar lo nuevo, hay que pensar de nuevo”. Nietzsche.

                

Lic. Carlos Pereyra Mele

diciembre de 2012

Jorge Castro: Gas y petróleo, claves en la proyección de EE.UU.

EE.UU. se convierte en 2020 en el principal productor mundial de petróleo, y deja atrás a Arabia Saudita; y en 2015 también asume la primacía en la producción de gas.

EE.UU. se convierte en 2020 en el principal productor mundial de petróleo, y deja atrás a Arabia Saudita; y en 2015 también asume la primacía en la producción de gas y coloca a Rusia en un segundo y crecientemente retrasado lugar. La Agencia Internacional de Energía (AIE) ha establecido esta semana un tercer punto fundamental: EE.UU. logra el autoabastecimiento energético en 2035 , y si el marco de referencia es Norteamérica (EE.UU./Canadá/México), el autoabastecimiento llega antes, quizás en 2020/2025. Las reservas de shale gas en la Provincia de Alberta (Canadá) equivalen a la totalidad de las existentes en 22 Estados norteamericanos.

Este extraordinario logro de EE.UU. es el resultado de la revolución del shale gas/shale oil, que ha transformado en los últimos 10 años la agenda energética estadounidense , y por extensión, la ecuación estratégica mundial. El shale gas pasó de ser 2% de la producción gasífera norteamericana en 2000 a 37% en 2011.

En la próxima década, las importaciones estadounidenses de petróleo caerían a la mitad. EE.UU. importa hoy 10 millones de barriles de petróleo por día (bd), la mitad del consumo doméstico, y en 2022 serían 4 millones b/d.

EE.UU. se convierte en el primer productor mundial de petróleo debido a que su producción ha aumentado 25% desde 2008, y crecería un adicional de 30% para 2020.


Por eso, mientras las importaciones de petróleo eran 60% del consumo doméstico en 2005, se han reducido ahora a 42%.

El boom del shale gas aumenta cualitativamente las ventajas comparativas de la industria manufacturera norteamericana frente a la de sus grandes competidores (Alemania, China, Corea del Sur, Japón). El costo del gas natural en EE.UU. es ya 1/3 del alemán y 25% del nipón, y 35%/40% de los valores de China. La ventaja de la manufactura estadounidense en la estructura de costos es hoy 60%/70%, y hasta 80%, por la explosión del shale gas.

Este cambio esencial de la ecuación energética mundial ocurre cuando más de la mitad de la producción de petróleo y gas de Medio Oriente se ha dirigido este año al continente asiático , a diferencia de lo sucedido después de la Segunda Guerra Mundial, en que su destino fue Europa y EE.UU. El significado de este cambio energético en la estructura de poder mundial es que EE.UU. acelera su abandono de su papel hegemónico en Medio Oriente , al igual que lo ha hecho en el mundo a partir de 2008. El retroceso estadounidense modifica los parámetros estratégicos de todos los conflictos de la región y les fija a sus protagonistas nuevas prioridades.

Para Israel, la aceleración de la integración mundial y el traslado del eje del equilibrio global a Asia implica que el adentro y el afuera tienden a confundirse, y que las vulnerabilidades internas ocupan el lugar de las amenazas externas, bélicas o militares. Esas fallas domésticas de importancia estratégica son la pobreza, la desigualdad social, el bajo nivel de participación laboral y la estructura oligopólica y no competitiva de su economía.

Respecto a Irán, el retroceso estadounidense abre la posibilidad de un acuerdo en el problema nuclear , en el marco de las negociaciones con el G-6 (5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad + Alemania).

La estructura productiva norteamericana es cada vez más liviana y menos energo-intensiva. EE.UU. deja atrás la economía industrial y cae verticalmente la relación energía/unidad de producto, y esto ocurre cuando se aproxima su autoabastecimiento energético . Hay una oscura armonía en los acontecimientos humanos y los cambios estructurales adquieren la misma naturaleza que las modificaciones en las ecuaciones estratégicas. Los conflictos de la segunda década del siglo XXI se parecen cada vez menos a los del pasado y sólo pueden ser comprendidos a partir de sí mismos. “Para pensar lo nuevo, hay que pensar de nuevo”, advirtió Nietzsche.

Por Jorge Castro – analista internacional



About Lic. Carlos A. Pereyra Mele

Licenciado en Ciencia Política , Analista Político, especialista en Geopolítica Suramericana, Prof. invitado Cátedra Libre del Pensamiento Nacional Unv. de la Patagonia; CEES, y CIVIS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...