BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

domingo, 3 de marzo de 2013

Guerra Política I.

                                                       
Inconsistencia en la nuestra política exterior: la embajada de Honduras, las bases en Colombia y la embajada de Inglaterra en Argentina.
La República Argentina ha sabido responder de manera contundente a dos situaciones internacionales y externas a ella en primera instancia, pero la manera de afrontar hechos de política exterior que la involucran en forma directa y que incluso a nivel internacional son más importantes que las dos anteriores ha sido por demás débil. El presente trabajo mostrará qué es lo “políticamente correcto” en dos casos de relevancia extrema en Sur América: las bases militares en Colombia y el golpe cívico-militar en Honduras para determinar qué es lo “políticamente correcto” en el caso “Bases militares inglesas, ocupación ilegal de un territorio nacional y saqueo de sus recursos en Malvinas”. En los comentarios de este artículo el término “políticamente correcto” no se refiere a medidas borrascosas y débiles como sus comillas puedan sugerir. Sino que se refiere a lo que “por lo menos” un país soberano y comprometido DEBE HACER frente a estas situaciones.
Golpe cívico-militar en Honduras:
Para el 29 de Junio de 2009 estaba prevista junto a la elección general de presidente, diputados y alcaldes de la república hondureña, una consulta para llamar a una constituyente que modifique la Constitución Nacional de Honduras. Sectores disconformes con la medida que se buscaba implementar promueven que los jefes de las FFAA hondureñas destruyan el material logístico para llevar a delante dichas elecciones y principalmente la encuesta. A esa instancia el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, el 24 de Julio destituyó al Jefe del Estado Mayor Conjunto y a su ministro de Defensa. 1
Al día siguiente, la Corte Suprema de Justicia decide restituir al Jefe del Estado Mayor Conjunto hondureño y señala la inconstitucionalidad de las pretensiones de modificar la Constitución de ese país. Esta crisis interna (lo que no excluye graves avales de otros países y grupos) hondureña desemboca luego en un golpe cívico militar contra el presidente democrático de Honduras. 3
En este escenario, donde ninguno de los países que participa en forma explícita en cumbres internacionales que analizan el caso de Honduras expresa si apoyo o rechaza la reforma de la constitución propuesta. Tampoco se analiza exhaustivamente la constitucionalidad o no de promover tal reforma política, ni tampoco en qué consistía la misma. La razón es sencilla, esas son cuestiones de política interna de Honduras que se debe resolver entre hondureños/as. Lo que la Comunidad Internacional hace, al menos formalmente, es cuestionar y castigar el modo en que se llevan a delante las decisiones en Honduras. No respalda la política impulsada por Zelaya, ni resguarda su constitucionalidad en promover una reforma política de envergadura; sino que tiene un único foco de análisis central… Si los hondureños no están de acuerdo con su presidente y consideran que está llevando a cabo medidas inconstitucionales, deben denunciarlo, promoverle un juicio político y en caso de que existan los fundamentos necesarios y el Congreso (quién es el encargado del juicio político) marque sentencia, recién allí, destituir formal y constitucionalmente a su presidente. Pero bajo ninguna circunstancia uno puede incursionar cívico-militarmente en la casa de gobierno y poner bajo a resto al Presidente de la Nación considerando que su mera razón es suficiente para marcar los destinos de su Patria.
Por lo antes mencionado es que la Comunidad Internacional castiga el modo de acción, es decir EL GOLPE DE ESTADO. En líneas generales los diferentes países de Sur América se han proclamado de manera similar, pero es interés de este escrito analizar la reacción de Argentina en cuanto a su política exterior.
Citando un ejemplo, el Embajador Argentino ante la OEA señaló que “los golpes de Estado no pueden volver a América Latina” y remarcó la importancia de que tiene el BID (Banco Inter-americano de Desarrollo) para países pequeños como Honduras; el análisis lo enmarcó refiriéndose que si se lograba expulsar a Honduras de la OEA, por cuestiones de dependencias institucionales, Honduras dejaba automáticamente de ser miembro del BID y con esto se le estaría poniendo un fuerte costo económico a una medida política de los golpistas.2
Las medidas más relevante que ha tomado Argentina en relación al Golpe de Estado en Honduras, han sido: declaración expresa de rechazo en las cumbres internacionales, declaraciones de numerosos políticos miembros del Congreso y equipo de trabajo de la Presidencia en tal sintonía; promover, como mencionaba la sita del embajador argentino ante la OEA, expulsar a Honduras de la OEA y del BID para hacer costos en términos económicos el accionar golpista. Y, el 8 de Octubre, Argentina expulsa a la embajadora de Honduras en Argentina por haber promovido el Golpe de Estado.4
El Golpe de Estado en Honduras, mas aún teniendo en cuenta la historia latinoamericana reciente, es un hecho gravísimo que no debía ser pasado por alto. Argentina, como uno de los países más importantes del Continente dió una respuesta clara, sin ninguna ambigüedad, una respuesta decidida y contundente. Debe añadirse que además de las participaciones activas en las cumbres internacionales al efecto y la decisión de expulsar a la embajadora, Argentina ha enviado comitivas y trabajado arduamente para destrabar el conflicto. En este caso, la política exterior argentina es POLÍTICAMENTE CORRECTA, en el sentido tratado en este texto.
Bases Militares Extranjeras en Colombia.
Previo al tratado sobre la utilización de espacio colombiano como bases militares estadounidenses que recientemente ha sido discutido en las cumbres de UNASUR, Colombia tenía (Estados Unidos tenía en Colombia) tres bases militares: Larandia, Arauca y Tres Esquinas.5
Con el nuevo “convenio”, el imperio del Norte tiene 7 bases militares de envergadura en suelo colombiano. Se suman: Malambo, Palanquero, Aplay y Tolemaida.
Como se mostrará en “Guerra Política II”, las bases militares extranjeras en Colombia terminan de cerrar un monitorea a toda la Región, siendo este hecho algo grave pero que no es novedoso ya que las bases extranjeras son gigantes y numerosas en otros países de la Región. Algunos países de Sur América están tomando seria conciencia respecto de que el imperio nunca sacó sus ojos de encima de UNASUR, y de que en estas horas nos tiene en la mira. Estos países son Bolivia, Ecuador y Venezuela desde mi punto de vista teniendo en cuenta la claridad de los discursos presidenciales y las medidas concretas que han tomado en materia de defensa y de rescindir tratados de cooperación militar con el país del Norte. Evidentemente Colombia, aunque no en forma homogénea sino en su forma oficialista tiene los ojos más que vendados y las voluntades más que vendidas para poder dar marcha a tras con su auto entrega en primera instancia y la entrega de la Patria Grande en segunda y principal instancia. En situación intermedia entre ambos se encuentran Brasil, Argentina y Chile. Tanto Chile como Brasil están preparados para defender sus territorios en términos militares, pero no aguantarían una confrontación directa con Estados Unidos. Pero vale preguntarse si estos dos países piensan en su “vecindario” o solo en ellos a la hora de plantear la defensa suramericana. Mi impresión es que solo piensan en ellos ya que ninguno tiene un plan de crecimiento económico-político CON Sur América, Chile más bien tiene su proyecto con Asia e Inglaterra, y Brasil lo propio con Europa; pecando ambos de ser Anglo-Asiatizantes y Europeizantes respectivamente y esta es una historia que los argentinos conocemos bien.
Argentina ha sido clara en el planteamiento en la cumbre especial de UNASUR en Bariloche cuando pudo referirse a Colombia, pero fue por demás ambigua cuando nuestros pueblos hermanos plantearon con total claridad la situación en Malvinas, y los representantes argentinos no respondieron a la altura de las circunstancias. Aquí comienza a dilucidarse lo que voy a llamar “inconsistencia en nuestra política exterior”.
En concreto, Argentina ha repudiado la presencia militar extranjera en la región refiriéndose a Colombia y ha solicitado que el tema sea explícitamente analizado por el Consejo de Defensa de UNASUR.
En el caso de las Bases en Colombia, la política exterior argentina es POLITICAMENTE CORRECTA, aunque no marca ninguna tendencia siendo los mayores exponentes Venezuela, Ecuador y Bolivia. De todos modos, usa su influencia para apoyar la iniciativa de estos últimos.
Ocupación ilegal de Malvinas, Georgias, Sándwich, el espacio marítimo circundante, proclamación de soberanía sobre el Territorio Argentino Antártico, saqueo de los recursos pesqueros, petroleros, mineros, etc; incremento de arsenal militar en la base militar Malvinas, inclusión de estos territorios en la Constitución Europea y solicitud por parte del Reino Unido de soberanía sobre 350 millas entorno a nuestros territorios por parte del Reino Unido.
Antes de comenzar este punto, se aclara que no se explicará aquí ni en ningún otro documento de los informes “Guerra Política” o “Guerra Económica” en qué consiste el conflicto, sus antecedentes y sus implicancias porque esa tarea ya fue realizada y elaborada a forma de carta que fue presentada al Congreso y a la Presidenta y de las cuales hay copias en www.atlanticosurargentino.com; es decir, aquí se da por sentado que usted conoce el conflicto y se avanza en análisis más específicos y recomendaciones mas concretas.
En el caso del Saqueo petrolero en Malvinas, las licitaciones ya las ha otorgado ilegalmente el Reino Unido en 1995, a la fecha, Argentina no ha planteado el tema en la CIJ. En septiembre el Reino Unido incrementó drásticamente el arsenal militar que tiene en la Base Malvinas y Argentina solo declaró su rechazo a tal acto. Esta declaración no ha sido llevada a la ONU, ni a otros organismos internacionales, ha sido un “rechazo interno”.
YPF, se hubo presentado a una de esas licitaciones, esto se ampliará en próximos informes con sus gravísimas implicancias, incluso potencialmente penales, aquí solo se le adelante el tema.
El Reino Unido violó sistemáticamente los Tratados de Madrid y Londres, y Argentina, teniendo una denuncia concreta en sus manos, enviada por el autor de este informe el 23 de Septiembre de 2009, no ha logrado derogarlos aún.
Argentina, pese a la insistencia de nuestros pueblos hermanos, no ha incluido el tema Malvinas en la agenda del Consejo de Defensa de UNASUR. Tanto los argentinos como nuestros pueblos hermanos no podemos entender esa decisión. Este trabajo busca torcer esa historia.
Si
es bien el poder ejecutivo y el legislativo argentino no reconocen las pretensiones imperialistas inglesas (es decir, las rechazas en los foros internacionales) y también ha rechazado formalmente la Constitución Europea, aún no se ha tomado ninguna medida que se deriva inmediatamente de la anterior; como es el caso de la expulsión de la embajada inglesa y la ruptura de relaciones diplomáticas con Reino Unido de manera urgente y con la Comunidad Europea de manera paulatina.
Pese a que ENARSA la empresa titular de las licitaciones argentinas en nuestro territorio terrestre y continental, no ha realizado ninguna denuncia a las empresas inglesas que están explorando nuestro mar y comenzaran en febrero a extraer nuestro petróleo.
Por lo antes mencionado, la POLITICA EXTERIOR ARGENTINA NO ES POLÍTICAMENTE CORRECTA EN RELACIÓN A NUESTROS TERRITORIOS.
Resumen:
A continuación se exhibe un cuadro comparativo entre las medidas de política exterior que ha tomado la República Argentina en los tres conflictos actuales más importantes que tiene Sur América.
Acción / Conflicto
Golpe de Estado en
Honduras
Bases Militares en
Colombia
Saqueo del Petróleo
Malvinas
Comité especial de análisis
Comitiva de la OEA
Consejo de Defensa
Suramericano
Ninguno
Planteamiento en Organismos Internacionales
ONU, OEA, Mercosur, UNASUR, etc.
UNASUR
Ninguno
Medidas Políticas de Relieve
Expulsión de la
embajadora hondureña en Argentina
Se ha discutido a instancia de Venezuela la colocación de 70 bases militares de paz, suramericanas en Sur América, aunque aún no hay avances
Ninguna
Incluido en el conflicto
Indirectamente
Indirectamente
Directamente
Publicidad del Conflicto
Alta
Muy Alta
Muy Baja
Intereses económicos en juego
Medio
Medio
Muy Alto
Principal Conflicto
Geo-Estratégico
Geo-Estratégico
Geo-Estratégico
Consistencia en la política exterior.
En una primera etapa de este trabajo se ha mostrado que la política exterior argentina es inconsistente, en este punto se aclara qué se entiende por tal concepto y se dará un paso muy importante. Como ya he explicado en el trabajo que precede y presenta estos informes, no es interés del autor quedarse en la crítica; si bien hasta el momento este texto es una crítica, lo es de una manera a lo más fundada con miras a poder encontrar recomendaciones concretas, el objetivo de esta serie de publicaciones; las mismas se presentan en el punto siguiente.
En este escrito se define la política externa consistente como aquella que toma medidas políticas proporcionales al problema que enfrente y que tal proporcionalidad guarda igual relación a la que se presente en otros conflictos internacionales en la que actúa.
Para aclarar el concepto, analicemos comparativamente los casos, Honduras y Colombia.
Ambos conflictos son indirectos para Argentina, son de importancia Geo estratégica y los recursos monetarios en relación a Malvinas son medios. Argentina decide plantear o apoyar el planteo en ONU, OEA, UNASUR y Mercosur en el caso de Honduras y en UNASUR en el caso de Colombia. Además decide integrar las comitivas de la OEA para el primero y el Consejo de Defensa de UNASUR para el segundo. Como usted advertirá, política exterior argentina es muy consistente en estos dos casos.
Por otro lado, mientras el conflicto de Malvinas nos involucra directamente, es de importancia geo estratégica y los recursos económicos en juego son muy superiores a los otros dos casos juntos, la política argentina no muestra una proporcionalidad directa en las medidas que toma, de hecho NO ha tomado medidas relevantes. Por eso, la política exterior argentina es Inconsistente.
Lo políticamente correcto en el Saqueo del Petróleo en Malvinas
Como se ha explicado anteriormente, no es mi interés criticar esas medidas por si, sino contribuir a que se tomen mejores decisiones y más efectivas. El cuadro siguiente le mostrará un contraste entre la política exterior argentina actual y una que sería consistente con las medidas que hemos tomado para el caso de Honduras y Colombia. Es decir, la columna “medidas políticamente correctas” no va más allá de lo que la República Argentina debiera hacer si respondiera de manera proporcional a como lo viene haciendo en otros dos casos. Se recalca que todo esto está pasando en el mismo año, con los mismos representantes y funcionarios, por lo que no es oportuno analizar un quiebre de política externa.
Medidas Actuales
Medidas Políticamente Correctas
Comité especial de análisis
Ninguno
1. Uno del Congreso de la Nación dedicado al análisis sistemático de propuestas para recuperar la soberanía sobre Malvinas.
2. Uno propio de Cancillería dedicado al procesamiento en tiempo real de la información novedosa y de las nuevas estrategias del Reino Unido.
3. Consejo de Defensa de UNASUR
4. Consejo supra-partidario de análisis de estrategias nacionales para recuperar el Atlántico Sur
5. ETC
Planteamiento en Organismos Internacionales
Ninguno
1. Juicio a las empresas que se han presentado en las licitaciones por el petróleo en Malvinas, en oficinas Inglesas. Al juicio lo debería promover Cancillería y ENARSA (quién naturalmente es la dueña de las licitaciones en la zona en disputa)
2. Juicio ante la Corte Internacional de Justicia al Reino Unido por incumplir los numerosos dictámenes de la ONU al respecto e incluso luego de averse presentado ante CONVEMAR reclamando los derechos al mar en la zona en disputa, y que CONVEMAR dijera que no adjudica la zona, debido a que esta en disputa; el Reino Unido lo mismo entrega licitaciones.
3. ETC
Medidas Políticas de Relieve
Ninguna
1. Cerrar la embajada Argentina en el Reino Unido
2. Expulsar del país al embajador británico en Argentina (Ver Guerra política III)
3. Cerrar el comercio con el Reino Unido hasta tanto no se resuelva el conflicto de soberanía
4. Solicitar a UNASUR apoye e imite la medida
5. Luego de que el Congreso y la Presidencia ya han rechazado la Constitución Europea. Aplicar las sanciones pertinentes. Es decir, enjuiciar a la Comunidad Europa y eventualmente cortar relación diplomática.
6. Derogar los tratados de Madrid y Londres
7. Custodiar nuestros Mares
8. Expulsar del país a los capitales aliados al capital extranjero usurero e imperialista
Incluido en el conflicto
Directamente
Directamente, pero como sujeto activo
Publicidad del Conflicto
Muy Baja
1. Demasiada elevada, tanto en prensa nacional como en prensa internacional. (Ver Guerra Económica III)
2. Reformar el sistema educativo incluyendo la formación nacional del ciudadano, en especial incorporar el “conflicto del atlántico sur” como eje en la enseñanza polimodal.
Intereses económicos en juego
Muy Alto
Muy Alto, pero además están en juego recursos territoriales, morales, de independencia, estratégicos, etc.
Se deja a usted con la tarea de analizar y profundizar algunas de las recomendaciones arriba expresadas, hasta los próximos días donde se aclaren en nuevos informes al respecto.
Hugo Rodriguez
(19 - Diciembre - 2009)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...