BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Gaza y el factor humano: Los muertos le están ganando la guerra a Israel

Octavo día:150 muertos y 1.200 heridos
(IAR Noticias) 21-Noviembre-2012



Los F16, los misiles y las bombas inteligentes, los tanques y baterías de última generación, los helicópteros Apache, las bombas de racimo y el fósforo blanco para despellejar pieles palestinas, tienen su limite en los muertos y la destrucción que generan. Y ya empezaron a perder nuevamente la guerra en la escena del crimen.

Por Manuel Freytas (*)
manuelfreytas@iarnoticias.com



Primera conclusión estadística: Después de 12 días de exterminio militar por aire, por mar y por tierra Israel no pudo cumplir con sus objetivos de máxima en Gaza: Descabezar o encarcelar al estado mayor de Hamás y destruir la infraestructura operativa de lanzamiento de cohetes palestinos hacia las ciudades fronterizas de Israel.

Cumplido el octavo día de la operación " Pilar de Defensa", que hasta el momento ya causó 150 muertos (un 20%, niños), y 1.200 heridos, según fuentes medicas palestinas, el aparato político-militar de Hamás sigueoperando y combatiendo desde la clandestinidad y los cohetes palestinos, aunque con menor intensidad, siguen cayendo sobre Israel, incluso en su capital Tel Aviv.

Entre los 150 muertos figuran tres periodistas de medios locales que perdieron la vida la pasada madrugada. Este miércoles, el ejército de Israelbombardeó más de un centenar de objetivos en la empobrecida Franja, destruyendo varios edificios públicos, una oficina de la Policía y uno de los mayores puentes de Gaza.

Los nuevos bombardeos israelíes se producen después de una de las jornadas represivas más devastadoras. Los grupos de combatientes lanzaron el martes un total de 198 cohetes contra Israel, matando a dos personas e hiriendo a otras cuatro. Con las dos nuevas víctimas, las bajas israelíes ascendieron a cinco personas tras siete días del conflicto.

El infernal bombardeo "quirúrgico" continúa en medio de rumores de un cese al fuego que las partes no terminan de acordar. El movimiento Hamás reconoció anoche la falta de ese acuerdo después de anunciar una tregua que finalmente no se llegó a realizar.

Israel por su parte volvió a exigir la víspera "garantías internacionales"para un posible alto al fuego. En la práctica, los grupos militantes palestinos boicotean todo tipo de acuerdo de las dirigencias.

El empatanamiento de la masacre israelí en Gaza hegemonizó las agendas de muchos de los políticos del eje USA-OTAN. Dos de ellos, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y la jefa de la diplomacia de EEUU, Hillary Clinton, viajaron el martes a la zona del conflicto para tratar sin éxito de conseguir un cese el fuego favorable a Tel Aviv.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton,quien se entrevistó anoche con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, prometió dedicar los “próximos días” a la búsqueda de una solución para la crisis de Gaza. Continuará su gira por Oriente Próximo con sendas reuniones con el presidente palestino, Mahmud Abbas, y el líder egipcio, Mohamed Morsi.

El responsable de las Naciones Unidas Ban Ki-moon advirtió a su vez contra una intervención terrestre en Gaza, opción que no descarta el Gobierno de Israel en caso de fracasar las negociaciones de armisticio.

En este contexto, y para proporcionarle un "repliegue victorioso" al Estado judío, EEUU y las potencias aliadas de la OTAN mueven aceleradamente las piezas de un "cese el fuego" que posibilite negociaciones entre Hamás e Israel.



El nuevo gobierno islamista de Egipto está mediando en las conversaciones e hizo surgir las esperanzas de un alto al fuego en la noche del martes entre Israel y Hamás, el movimiento islamista que controla Gaza. Sin embargo, para cuando Hillary Clinton se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, estaba claro que no habría tregua ni acuerdo de alto el fuego.

El nuevo holocausto palestino sólo sirvió hasta ahora para demostrar a un mundo indiferente la brutalidad patológica-militar de la potencia israelí que hizo del Holocausto la leyenda de su propia victimización histórica.

La demolición de Gaza (como ayer sucedió con Líbano) sólo sirvió hasta ahora para regar con la sangre, la muerte y la mutilación de miles de palestinos, otra aventura genocida por el control político y militar de la Franja. Con un agravante: El poder israelí está próximo a elecciones(se eligen nuevas autoridades) y esa situación potencia el fracaso militar con la crisis y las divisiones internas.


Gaza, una franja territorial de 45Km de largo por 8 de ancho, está habitada por 1,7 millones de palestinos que se encuentran en un nuevo estado decatástrofe humanitaria, y no hay comida, no hay electricidad, no hay agua, no hay combustible y el sistema de salud está colapsado.

Ya casi no queda nada con que supervivir, no hay resguardo posible ante los misiles y las bombas
israelíes disparados noche y día desde aviones, barcos, tanques y baterías terrestres.

Netanyahu, que se enfrenta a las elecciones dentro de dos meses, en las cuales, por ahora, es el favorito para ganar, dijo a Hillary Clinton que quería una solución con Hamás de "largo plazo". De no ser así, Netanyahu dejó claro que estaba dispuesto a intensificar la campaña militar para"silenciar" los cohetes de Hamás.

Y la conclusión es simple: Si Israel no termina rápidamente con Hamás y sus cohetes que aterrorizan a los pueblos y ciudades fronterizas israelíes, la estrategia que guía la masacre comenzará a desintegrarse (como en Líbano 2006 y Gaza 2009) y su supremacía de potencia militar de primera línea en Medio Oriente ingresará en otro proceso de desgaste y de pérdida de credibilidad internacional.

En este escenario, Israel solo tiene dos opciones: Seguir matando o negociar (como en Líbano) una retirada "honrosa" para sus tropas. Es que buscan EEUU y las potencias aliadas, pero su concreción es impedida por los grupos combatientes palestinos que no acatan ningún cese del fuego.

En consecuencia, en Gaza, y en términos de los resultados concretos en la realidad, Israel ya empezó a perder la guerra, y los muertos y el tiempo van marcando la agenda del resultado.

Invencible en su potencial militar, la superpotencia israelí está siendo vencida nuevamente por el factor humano. Una fuerza contra la cual ningún ejército imperial del mundo salió victorioso.

Después de los repetidos exterminios en Gaza, ya no existe la ciencia ficción. El aparato militar y la tecnología israelí pueden convertir en puré cualquier cosa que se le ponga al paso, incluido cuerpos vivos de seres humanos. Pero no puede con el costo político que dejan los cadáveres interrogantes de los inocentes.

Nuevamente en el cementerio abierto de Gaza, están, todavía calientes, los cuerpecitos despedazados y mutilados de decenas de niños palestinos que nunca entendieron el sentido de la palabra Holocausto.

Y los costos políticos ya superan ampliamente a los avances de la operación represiva de Israel en Gaza: Se cosechan más cadáveres que resultados.

Y los F16, los misiles y las bombas inteligentes, los tanques y baterías de última generación, los helicópteros Apache, las bombas de racimo y el fósforo blanco para despellejar pieles palestinas, tienen su limite en los muertos y la destrucción que generan.

Y ya empezaron a perder nuevamente la guerra en la escena del crimen.

(*) Manuel Freytas es periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica. Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.
Ver sus trabajos en Google y en IAR Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...