BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

martes, 2 de octubre de 2012

Cártel Global de Alimentos de los Windsor: Instrumento para el hambre del mundo

EL CARTEL GLOBAL DE WINDSOR,CONTROL DE LOS ALIMENTOS, ENERGIA Y MINERALES A NIVEL MUNDIAL

El Cártel Global de Alimentos de los Windsor: Instrumento para el hambre del mundo.

DE DIEZ A DOCE GRANDES COMPAÑÍAS, APOYADAS POR OTRAS TRES DOCENAS DE EMPRESAS MENORES, CONTROLAN EL SUMINISTRO DE ALIMENTOS EN EL MUNDO. SUS INTEGRANTES CONTROLAN EL CÁRTEL DE ALIMENTOS ANGLO-HOLANDÉS-SUIZO, QUE SE CONCENTRA ALREDEDOR DE LA CASA DE LOS WINDSOR DE GRAN BRETAÑA.
13 de Noviembre de 2009 · Por Richard Freeman (EIR)



Dirigido por las seis grandes compañías cerealeras : Cargill, Continental, Louis Dreyfus, Bunge Born, André, y Archer Daniels Midlands / Töpfer -- el cártel de alimentos y materias primas dirigido por los Windsor tiene el control absoluto sobre los cereales y producción de granos del mundo, del trigo de la harina y la avena, de la cebada del maíz y del centeno. Pero también controla carne, la leche, los aceites de mesa y grasas, frutas, azúcar, y toda forma de especias, y sus medios de transporte.

Cada año decenas de millones de seres humanos mueren por la carencia de su comida diaria básica . Este es el resultado del trabajo del cártel conducido por los Windsor. Y, cuando el desmoronamiento financiero en curso haga perser su valor a los papeles financieros inflados por la especulación, la oligarquía se habrá puesto al resguardo, habrá aumentando su tenencia de alimentos y materias primas. Está preparada para aplicar un torniquete a las fuentes de producción y exportación de alimentos, no solamente en las naciones pobres, sino también en las naciones avanzadas del sector.

El uso de los alimentos como arma se remonta a por lo menos cuatro milenios atrás, en Babilonia. Roma imperial tomó esta iniciativa, igual que Venecia y varios sucesores venecianos, incluyendo al poderoso ducado de Borgoña con sede en Amberes, las compañías holandesa y británicas de Levante, las compañías de la India Oriental e India Occidental. Hoy, la guerra de los alimentos está firmemente controlada desde Londres, con ayuda de socios subordinados, en especial en Suiza y Ámsterdam.

Las compañías de alimentos contemporáneas fueron creadas sobre la base de este antiguo sistema de redes e infraestructura de redes de alimentos de Mesopotamia-Roma-Venecia y británicas armadas por ellas.

La oligarquía conducida por los Windsor se ha concentrado en un cártel único, integrador de materias primas, con tres divisiones -- energía, materias primas y minerales, y alimento, recursos cada vez más escasos. El Cuadro 1 muestra esta situación. En la cúspide está la casa de Windsor y el club de las islas. Un poco más abajo dos de las principales posesiones de la casa de Windsor: el World Wide Fund for Nature, dirigida por el Dux de Londres, príncipe Philip, que conduce la organización mundial de los conflictos y terrorismos étnicos, tal como el movimiento afganí creado por los británicos; y Hollinger Corp de la inteligencia británica de Conrad Black, que está dirigiendo el ataque para destruir a Bill Clinton y la presidencia americana.



Las empresas se clasifican dentro en grupos dentro del cártel. Mientras presentan la ficción legal de distintas organizaciones corporativas, en realidad es una asociación interconectada, con un propósito común y múltiples oficinas con directores superpuestos.

La oligarquía centrada en los Windsor controla estos cárteles, y son los instrumentos de poder acumulados durante siglos, por la oligarquía, para destruir soberanía de las naciones.

El control funciona de la siguiente manera:

La oligarquía ha planificado cuatro regiones para que sean las principales exportadoras de casi todo tipo de alimentos; históricamente tiene el control desde arriba de la cadena de alimentos en estas regiones.

Éstas cuatro regiones son: los Estados Unidos; la Unión Europea, en especial, Francia y Alemania; las naciones del Commonwealth británico de Australia, Canadá, República Surafricana, y Nueva Zelandia; y Argentina y Brasil en Ibero-América.

Con el trascurso de los siglos, la oligarquía ha tomado el control de los mercados de estas regiones; de esta manera controla el suministro de alimentos en todo el mundo. Estas cuatro regiones tienen una población no mayor a 900 millones de personas, o sea, el 15% de la población mundial. El resto del mundo, el 85% de la población -- 4.7 mil millones de personas -- se ha vuelto dependiente de las exportaciones de alimentos de esas regiones.

El control del cártel británico sobre los alimentos se intensificó después de la Segunda Guerra Mundial. Regiones tales como EE.UU. fueron sido consideradas como partes importantes en las cuales debía aumentarse el control, para mantener el dominio mundial del cártel, especialmente alrededor de la mitad del siglo XX en que Minneapolis, bajo el control de las familias Pillsbury y Peavey, sustituyó a Hungría como molino principal de cereales del mundo.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la cantidad de cereales que cruzó las fronteras, u océanos, excedió muy pocas veces las 30 millones de toneladas al año. La participación de EE.UU. en esa cantidad, era generalmente menos de10 millones de toneladas. Esta era una cantidad importante, pero pequeña comparada con los niveles del comercio que siguieron. La Segunda Guerra Mundial devastó el planetaa, originando un hambre generalizada especialmente en Europa y lo que es hoy el tercer mundo. Bajo la presión de programas americanos tales como "alimentos para la paz", del PL 480, el comercio mundial de cereales subió a 160 millones de toneladas alrededor de 1979. Hoy es de 215 millones de toneladas por año. Además, se negocian cada año diez millones de toneladas de otros comestibles, como carne y productos lácteos.

Es propio de los países que poseen cereales, carne, leche y otros productos exportar sus excedentes. Pero a las cuatro regiones de exportación del cártel les fue proporcionado el predominio de un modo tan cruel, que gran parte del resto de la humanidad fue, de hecho, condenada a la postergación. La oligarquía negó a estas naciones semillas, fertilizante, control del agua, electricidad, transporte de ferrocarril, es decir, todos los bienes de capital e infraestructura necesarios para transformarlos en productores autosuficientes de sus alimentos. Estas naciones fueron reducidas al estado de esclavitud: O importan de las regiones de exportación del cártel, o mueren de hambre.

Mientras tanto, el cártel de alimentos Anglo-Holandés-Suizo redujo las zonas de exportación, que supuestamente gozan del status de favorecidas, también a un status de servidumbre. Durante las dos décadas pasadas han hecho desaparecer millones de granjeros en Estados Unidos, Europa, Canadá, Australia, y Argentina.

Por ejemplo, en 1982, en Estados Unidos todavía había 600.000 criadores independientes de cerdos. Hoy, ese número es menor a 225.000. Las compañías del cártel de alimentos han concentrado la producción de cerdos en sus propias manos. Pagaron a los granjeros un precio muy por debajo de la de paridad, i.e., (un precio que cubre los costos de producción agrícola más un beneficio justo para la inversión en la futura producción ).

En 1983, Robert Bergland, Ministro de Agricultura del presidente Jimmy Carter desde en 1976 a 1980, manifestó a un periodista con relación a Cargill, la compañía cerealera más grande del mundo: la "opinión de Cargill es... [que] ven generalmente a los Estados Unidos como colonia de cereales ." continuó Bergland, "cuando [en 1979] los rusos invadieron Afganistán, Carter preguntó cuánto cereal habían comprado los rusos [a los Estados Unidos ]... no pudimos decirle porque no lo sabíamos."

Solo Cargill y otras compañías del cártel de los cereales lo sabían. En 1976, cuando Cargill, Continental, y otras compañías del cártel de los granos efectuaron una venta record de 12.4 millones de toneladas de cereal americano y canadiense a los rusos ( lo que originó una escasez de cereal en Estados Unidos ), la administración del presidente Gerald Ford tuvo conocimiento de esas ventas solamente después de haber sido hechas. El cereal pudo haber sido consumido por los mismos americanos, pero el cártel Anglo-Holandés-Suizo dispuso como le convenía a él.

Este artículo documentará, por primera vez, el grado de concentración y control con que el cártel de materias primas centralizado por los británicos maneja el excedente del comercio internacional y local de alimentos. Verá el cártel de alimentos y el control internacional y nacional de granos, de leche, de aceites de mesa y de grasas, y carne. El artículo que sigue aporta un perfil más detallado, con nombres y direcciones, de los que dirigen el cártel que dominan el control de lo recursos alimentarios del mundo
Concentración del alimento en cuatro grupos

Cereales y sus subproductos, leche y productos lácteos, aceites de mesa y grasas, y carne proporcionan la mayor parte de los productos que aportan calorías, proteínas y vitaminas, que mantienen viva la especie humana. Los cereales y los productos de los granos pueden consumirse como forraje (especialmente maíz y avena), o directamente para consumo del ser humano, a veces en grano (el caso de arroz o cebada), o frecuentemente en forma molida, por ejemplo pan y galletas.

Las "Seis Grandes" principales compañías del cártel de los cereales son: Cargill, Continental, Louis Dreyfus, Bunge Born, André Lausana, Archer Daniels Midlands / Töpfer

Las primeras cinco compañías son dominadas y operadas por familias multimillonarias. No publican ningún informe anual de información pública. Son más reservados que cualquier compañía petrolera, banco, o servicio de inteligencia. Solo dos de estas compañías, Cargill y Continental, controlan del 45 al 50% del comercio de los cereales del mundo.

Vamos a ver el control del cártel de alimentos sobre cada uno de los cuatro grupos básicos de la alimentación.
Granos:

Granos, o cereales como se los llama a menudo, son trigo; granos gruesos, incluyendo maíz, cebada, avena, centeno y arroz. El control del cártel Anglo-Holandés-Suizo sobre las exportaciones de trigo se puede apreciar en Figura 2. Para la campaña de producción 1994-95, las cuatro regiones de exportación de alimento del cártel produjeron y negociaron el 88% de las exportaciones del trigo del mundo: o sean, 97.2 millones métricos toneladas.



Pero, las cuatro regiones de exportación del cártel de los alimentos, mientras representan el 88% de las exportaciones de trigo mundial, sólo producen el 39% del trigo de todo el mundo: 522.4 millones de toneladas métricas en la campaña de producción 1994/95 (véase el cuadro 2). Es decir, su participación en las exportaciones del trigo del mundo fue mayor que su participación en la producción mundial del trigo. Esto destaca el hecho que el cártel acumuló cuatro regiones lo que causa la estrangulación del suministro de alimentos del mundo, aunque estas regiones, colectivamente, no son los productores más grandes.

Para la campaña de producción 1994/95, El Cuadro 3 muestra los porcentajes del control de las cuatro regiones de exportación del cártel de alimentos de las exportaciones de los principales granos gruesos. Controlan el 95% de las exportaciones anuales del mundo del maíz: 69.9 millones de toneladas métricas; el 76% de exportaciones de cebada del mundo: 14.8 millones de toneladas métricas; y el 97% de exportaciones de harina del mundo: 6 millones de toneladas métricas.



Dentro de las exportaciones de estas regiones, las seis compañías principales del cártel del grano, han acumulado históricamente el dominio total de los mercados externos de cereales. Mientras que las regiones de exportación del cártel controlan del 76 al 97% del comercio del grano del mundo, (dependiendo del grano), las seis compañías del cártel de los cereales también controlan las exportaciones de estas cuatro regiones.

Por ejemplo, en la campaña de producción 1994/95, los Estados Unidos exportaron 102 de las 215 millones de toneladas métricas del mundo de las exportaciones de grano; casi la mitad del total. Se estimó el 33% de exportaciones del trigo del mundo, el 83% de exportaciones del maíz del mundo, y el 89% de las exportaciones de la harina, convirtiéndose en el exportador principal en cada uno de estos tres mercados.

Ahora, consideremos el control de las principales empresas de exportación de cereales del mercado de granos de EE.UU. Con EE.UU auto controlando casi la mitad de todas las exportaciones de grano del mundo. El Cuadro 4 demuestra que las Seis Compañías del Cártel de Granos negocian, poseen y controlan el 95% de las exportaciones del trigo de EE.UU., el 95% de sus exportaciones de maíz, el 90% de sus exportaciones de avena, y el 80% de sus exportaciones de harina. Algunas compañías más pequeñas, casi todas dentro de la órbita del cártel de los granos, controlan la cuota de mercado restante. El control de las empresas cerealeras sobre el mercado americano de grano es absoluto.



Las Seis Grandes compañías de granos también controlan 60-70% de las exportaciones de los cereales de Francia. Francia es el exportador más grande de granos de Europa ( la región de exportación del grano que ocupa el segundo lugar en el mundo); exporta mayor cantidad de granos que la las tres naciones que le siguen, en orden de importancia.

El Cuadro 5 muestra que las Seis Grandes compañías, junto con algunas empresas afiliadas de Argentina tales como Nidera y ACA, controlan 67.el 8%, o sea, dos tercios, de las exportaciones de cereales de Argentina. Argentina es el cuarto país exportador de granos en el mundo.



Canadá y Australia sumadas ocupan la tercera región de exportación de grano del mundo, después de América y de Europa. Aunque tienen un su propio bloque interno importante con una limitada la influencia política de los granjeros, ambas son naciones que forman parte de Commonwealth británico, y están bajo el control de la reina Elizabeth II.

En suma, el cártel de alimentos Anglo-Holandés-Suizo domina del 80 al 90% del comercio de cereales del mundo. Sin embargo, de hecho el control es mucho mayor que la suma de sus partes: Las Seis Grandes compañías cerealeras se organizan como un cártel; fija el precio de los granos hacia arriba y hacia abajo en cualquier nación exportadora grande o chica.

Cargill, Continental, Louis Dreyfus y otras, al poseer las flotas de naves del mundo, y haber establecido desde hace mucho tiempo operaciones de ventas, mercados financieros, e intercambios de negocios de materias primas, (tales como Baltic Mercantile and Shipping Exchange radicada en Londres) en qué se negocia el grano, logran que su control sea completo.

Ninguna otra fuerza en el mundo, incluyendo a los gobiernos, tiene una organización como la del cártel, y por lo tanto, el poder de Londres en esta área se mantiene indiscutida.
Leche y Productos lácteos:

Los grandes exportadores de leche y productos lácteos son tres de las cuatro regiones básicas de exportación del cártel: los Estados Unidos; la Unión Europea y Suiza (que no es un miembro del EU); y los países de la Commonwealth británica, Nueva Zelandia, en particular y Australia.

En 1994, el control del cártel de la leche y los productos lácteos era asombroso. El Cuadro 6 muestra que las zonas de exportación del cártel de alimentos controlaban el 89% de las exportaciones mundiales de toda la leche en polvo, de 1.08 mil millones de toneladas métricas; el 94% del comercio mundial de exportación: 653 millones de toneladas métricas de mantequilla; y el 86% del comercio mundial de exportación: 1.11 mil millones toneladas métricas de queso. También controlaba una enorme porción de exportación de leche condensada.



El caso de la leche en polvo entera ejemplifica el proceso del control del cártel. La leche no se exporta generalmente líquida, salvo algún excedente a lugares cercanos a las fronteras; se exporta generalmente como leche en polvo entera o leche en polvo descremada, o como leche condensada. Cuando se exporta como leche en polvo entera, es reconstituido después de la entrega, agregándole generalmente 10 porciones de agua a 1 porción de polvo de leche entera. De la exportación mundial de 1.08 mil millones de toneladas métricas de leche en polvo entera en 1994, que se elaboraba en el mundo, el cártel importó 885 millones de toneladas métricas, o sea, el 82% del total.

Nestlé Corp., S.A., radicada en Vevey y Cham (cerca de Ginebra), Suiza, y Borden, Inc., radicada en Columbus, Ohio, son los dos exportadores más grandes de leche en polvo entera del mundo. Fundada en 1867, Nestlé creció considerablemente en 1905, cuando se fusionó con la empresa anglo-suiza Condensed Milk Company, también de Suiza. Nestlé S.A. es una demostración del alcance mundial del cártel de alimentos: Es la comercializadora número-uno del mundo de leche en polvo entera y leche condensada; la vendedora número-uno de chocolate, de productos de confitería, y agua mineral ( es dueña de Perrier); y es la empresa de café número tres, en EE.UU.

Los productos de Nestlé incluyen chocolate y caramelos; jugo de frutas Libby; leche condensada Cranation; espagueti Buitoni; puré de tomate Contadina; café Hills Brothers y Nescafé; alimentos congelados de restaurantes Stouffers. ( también es dueña del 26% de la compañía cosmética más grande del mundo, L'Oreal.). Considerando todo esto resulta ser la compañía más grande de alimentos en el mundo. En 1994, había 13 países en los cuales Nestlé tenía ventas de 1 mil millones francos suizos o más, incluyendo todas las naciones avanzadas en ese sector de producción. Sus ventas totales en 1994 fueron 56.9 mil millones de Francos suizos, o sean, u$s 45.5 mil millones. En 1994 sus beneficios fueron de $4.8 mil millones, mas que las otras seis compañías que le siguen.

El presidente de Nestlé Helmut Maucher integra la dirección de J.P. Morgan, el banco más importantes de la inteligencia británica en los Estados Unidos. Su junta directiva funciona como retiro "familiar" para los banqueros centrales del mundo: Fritz Leutwiller, ex presidente del Bank for Internacional Settlements, el banco central de los bancos centrales, forma parte del directorio de Nestlé, como Paul Volcker, que, como presidente de la U.S. Federal Reserve en 1979 y a comienzos de los años 80, impuso la economía mundial que fue conocida como "desintegración controlada."

Borden ocupa el segundo lugar entre los mayores productores de leche en polvo, con su división de leche en polvo KLIM. Es también uno de los productores de leche condensada más grandes del mundo, con su leche condensada azucarada Eagle Brand. En 1995, Borden fue comprada bajo presión por Kohlberg Kravis Roberts (KKR), dirigida por Henry Kravis, que fue co-presidente del comité de finanzas en la Campaña presidencial 1992 de George Bush. Como resultado de la fusión en 1988 de R.J. Reynolds y Nabisco, KKR ahora es dueño del 33%, y controla con eficacia, RJR Nabisco, que produce nueve de las diez marcas de las fábrica más importantes de galletitas vendidas en EEUU. KKR también posee una parte de Beatrice Foods, un consorcio que transforma a KKR en una de las cinco compañías de alimentos más grandes del mundo.

Para completar el cuadro del control mundial de la leche en polvo entera está Unilever, gran protagonista dentro de esta área, y el primer productor mundial de helado y margarina. Constituye el caso típico del control normal de la oligarquía Anglo-Holandesa sobre las materias primas, Unilever es el resultado de una fusión realizada en 1930 entre firmas británicas y holandesas. Tiene su gobierno en Londres y Ámsterdam.

En el directorio de Unilever está Lord Wright of Richmond, GCMG. Desde 1986 a 1991, fue jefe del servicio diplomático de Gran Bretaña y también subsecretario permanente de estado en la British Foreign Office y de la Commonwealth. Lord Wright es también director del Barclay's Bank, que es el mayor proveedor de fondos World Wide Fund for Nature, del príncipe Philip.

Unilever es un ejemplo de cómo las diversas entidades corporativas funcionan como parte de una organización interconectada. El presidente anterior de Unilever, M.F. Van den Moven, ahora forma parte del directorio del otro gigante Anglo-Holandés: Royal Dutch Shell Petroleum, el vendedor más grande de petróleo del mundo con un poder que controla el cártel de la energía.
Carne:

Las cuatro regiones de recursos importantes del cártel de exportación (Estados Unidos; Unión Europea; Países de la Commonwealth británica de Nueva Zelandia, Australia, y Canadá; y las naciones Ibero-Americanas, Argentina y Brasil) ejercen un poder enorme sobre las exportaciones de carne. También, el bloque chino integrado por China, Taiwán, y Hongkong ( ésta última un re-exportador ) es importante en exportaciones de cerdo y aves de corral.



El Cuadro 7 muestra que en 1994, las regiones básicas de exportación de alimentos del cártel controlaban el 85% de la exportación mundial: de 4.95 millones de toneladas métricas de res / ternera; si se agrega el mercado chino, estas regiones controlaban el 92% del comercio de la exportación mundial: 2.1 millones de toneladas de cerdo, y el 93% del comercio de la exportación mundial, de 5.84 millones de toneladas métricas de aves de corral. La exportación de cerdo y de aves de corral en China y Taiwán está cada vez más manejada por el cártel de alimentos.

Las cuatro compañías más grandes del cártel de exportación de carne vacuna son Cargill, Archer Daniels Midlands / Töpfer, ConAgra/Peavey, y Iowa Beef Processors, ahora llamado IBP.

La ciudad de Dakota, donde está radicada IBP Nebraska es el ejemplo de cómo la oligarquía usa sus sucesores corporativos. Controlada hace tiempo por la Occidental Petroleum Co. de Armand Hammer, el 13% de las acciones de IBP hoy son propiedad de FMR Corp., la compañía holding de Fidelity Investments, la familia más grande de fondos mutuales de los Estados Unidos, que está manejada por las familias oligárquicas de los brahmanes de Boston.

Se entrecruza el FMR con otros integrantes del cártel de Windsor. En un es un gran empresario de las compañías del cártel de materias primas; posee una participación de más del 5% de la explotación minera de Homestake, Coeur D'Alene Mines, y Santa Fe Pacific Gold Corp., las tres compañías más grandes de explotación minera del oro del mundo.

Con IBP, el cártel de alimentos interviene en las elecciones presidenciales de EEUU, dando fuerte apoyo a la campaña presidencial del Senador "empresa libre" Phil Gramm (R-Tex.). En la junta directiva de IBP está Alec Courtalis, magnate de las propiedades inmobiliarias de Florida que fue co-presidente nacional de la campaña financiera de Bush-Quayle en 1992, y es actualmente presidente de la Armand Hammer United World College y presidente del comité de finanzas de Gramm para la campaña del presidente. Además, la esposa de Gramm, Wendy Gramm, es miembro del Consejo de IBP. Desde 1988 a 1993, Wendy Gramm presidió la Commodity Futures Trading Commission, durante ese período CFTC instrumentó su explosivo crecimiento con mecanismos provenientes de la especulación
Aceites de mesa y grasas:

Estados Unidos, la Unión Europea, Argentina y Brasil dominan profundamente el mercado de exportación de soja y sus subproductos, fuente básica de aceites de mesa y grasas. El Cuadro 8 documenta como las zonas que tienen recursos para la exportación de alimento del cártel, son los dueños de el 90% del comercio internacional de la soja: de 32.1 millones de toneladas métricas por año; el 90% de comercio internacional en comida de soja, el 31.1 millón de toneladas métricas; y con La India, miembro de la Commonwealth británica, el 92% de los 31.1 millones de toneladas métricas de las exportaciones de comida derivada de la soja.



Según fuentes del Departament of Agricultura de EE:UU, así como de la industria privada, esas mismas seis compañías que controlan el comercio internacional de granos controlan, también el comercio internacional de soja y subproductos. La compañía incorporada como miembro del cártel, que tiene influencia en el comercio de soja, y que es más pequeña que las seis compañías que predominan, es S.I. Joseph Co. de Minneapolis, Minnesota. Burton Joseph, presidente de esta compañía, es un ex presidente nacional y miembro principal de la liga Anti-Difamación de B'nai B'rith. Es enemigo de hace mucho tiempo de Lyndon La Rouche.
Alimento y semilla:

El cártel también controla alimentos para animales y semilla para plantar. British Petroleum, con su división de nutrición, es el productor más grande de alimentos de Europa. Al comprar Purina Mills de Ralston Purina Company, British-Petroleum, una de las principales compañías de energía de la casa de Windsor, se ha convertido ahora, en la segunda productora de alimentos de EEUU. Cargill, el exportador más grande de cereales del mundo, con su división Nutrena Feed, es también el productor más grande de forraje y semilla híbrida del mundo, mientras que Continental Grain, con su división Wayne Feed, es uno de los productores más grandes de alimentación y tiene un poder importante en la producción de semillas híbridas.
Mercados interiores

El cártel actúa con mano de hierro sobre las economías agrícolas locales de las naciones, especialmente las que están ubicadas en las cuatro regiones que originan las exportaciones del cártel de alimentos. Esto se ejercita con las industrias en desarrollo:

Si se controlan las industrias en desarrollo, se controla el comercio nacional.

A excepción de uso del forraje, el maíz, el trigo, y la soja no se pueden comer en su forma natural sin refinarse (excepto el maíz dulce, que es comido por los seres humanos, pero representa un porcentaje muy pequeño de la cosecha anual del maíz). El maíz y la soja (que es una legumbre), deben ser procesados. La carne también, el animal debe ser matado y faenado, antes de ser puesta en condiciones para el consumo humano.

Aquí es donde entran en juego las industrias de procesamiento - que muelen, en el caso de granos y la soja, y las industrias de faenado / envase, en el caso de carne.

Tomando a EE.UU. como prueba, para generalizar el caso, puede constatarse el dominio del cártel.


             


                                                      

Por ejemplo, las figuras 9. 10, 11, y 12, muestran que las compañías principales de cereales de la oligarquía del cártel de alimentos controla el 71% de la harina molida de EE.UU.; el 57% del maíz molido en seco de EE.UU.; el 74% de molienda húmeda del maíz de EE.UU.; y el 76% de la trituración de soja de EE.UU. ( Al molerse en seco maíz se convierte en harina de maíz, galletas, avenas, etc. En la molienda húmeda del maíz, se convierte en edulcorante, almidón, alcohol, etanol, etc. ( De la cosecha del maíz de EE.UU. que consiste en 7.4 millones de celemines, 5.6 millón de celemines serán consumidos como forraje; 1.5 millones de celemines serán molidos mojados; y 0.3 millones de celemines serán molidos secos.) 


                               

Los Cuadros 13, 14. y 15 confirman que las compañías más grandes de carne del cártel de alimentos (IBP, ConAgra, Cargill, y dos compañías más pequeñas) controlan el 72% del faenado /envase de carne de vaca de EEUU; el 45% del cerdo; y el 70% de las ovejas. La industria del empaque de la carne demuestra el control acelerado en el cual el cártel está construyendo su concentración en éstas industrias. En 1979, los cuatro embaladores más importantes controlaban el 41% de la industria. Hoy, controlan el 72%.

Finalmente, como demuestra la Figura 16, cuatro de las seis compañías principales del cártel de los cereales poseen el 24% del almacenamiento en elevadores de granos de los EEUU. Sin embargo, esta figura es engañosa. Muchos de los elevadores de granos en EE.UU. están en zonas locales, donde hay un importante grado de propiedad individual o cooperativa. Cuando se poseen los elevadores locales de granos, el porcentaje de propiedad del cártel del grano es más alta. Y en los puertos, donde se embarcan los cereales, esas mismas cuatro compañías del cártel de los cereales poseen el 59% de todas las instalaciones americanas de elevadores de granos.

Un granjero debe vender su grano a un elevador de granos, o, excepcionalmente él puede transportarlo a un molinero de granos. En todos los casos debe vender su producción a una compañía que integra el cártel de los cereales. Mediante este proceso, el cártel cerealero, fija el precio al granjero en el nivel más bajo posible.
El aparato de control

El uso del control de los alimentos como arma es una práctica antigua. La casa de Windsor heredó ciertos itinerarios e infraestructuras. Esa práctica ya se conocía en la antigua Babilonia / Mesopotamia hace 4.000 años. En Grecia, los cultos a Apolo, Demeter y Rea-Cibeles realizaron a menudo el envío de los cereales y de otros alimentos, a través de los templos. En Roma imperial, el control de los granos se convirtió en la base del imperio. Roma era el centro. Las colonias periféricas conquistadas en Galia, Bretaña, España, Sicilia, Egipto, África del norte, y el Litoral mediterráneo tuvieron que enviar los granos a las familias nobles romanas, como impuestos y tributos. El impuesto a los granos era a menudo mayor que lo que la tierra podía producir y las áreas de África del norte, por ejemplo, fueron convertidas en cacharros llenos de polvo.

La malvada ciudad-estado de Venecia tomó el control de las rutas de los cereales, sobretodo después de la cuarta Cruzada (1202-04). Las rutas principales de comercio del siglo trece siglo veneciano tenían su final al Este en Constantinopla, los puertos del Oltremare (ultramar) - que eran tierras de los estados cruzados- y Alejandría, Egipto. Las mercancías de estos puertos fueron enviadas a Venecia, y allí hacían su camino por el valle del Po y los mercados de Lombardía, o recorrían los pasos de los Alpes hacia Rhône y Francia. Accidentalmente, el comercio veneciano se extendió al imperio mongol en el este.

En el sigo quince, aunque Venecia seguía siendo un imperio mercantil importante, había cedido una parte de su comercio de granos y otros productos al poderoso ducado de Borgoña, cuyo cuartel general estaba en Amberes. Este imperio, abarcaba partes de Francia y se extendía desde Ámsterdam y Bélgica a muchas partes de la Suiza actual. En esta ruta Veneciano-Lombardo-Burgundio, fueron fundadas las principales empresas del cártel del alimento del grano, o heredaron una parte substancial de sus operaciones.

En los siglos dieciocho y diecinueve, las compañías Levant Co. británica y la East India Co. habían absorbido muchas de estas operaciones venecianas. En el siglo diecinueve, el Baltic Mercantile and Shipping Exchange radicado en Londres llegó a ser la herramienta mundial más importante para importar y exportar cereales.

Las cinco empresas privadas de granos se fueron formando a partir de una ruta secular de los cereales desde Mesopotamia-Venecia-Borgoña-Suiza-Ámsterdam, y hoy se extiende alrededor de todo el mundo.

Las cinco grandes empresas son Cargill, Continental, Louis Dreyfus, Bunge y Born y André.

La Continental Grain Company es dirigida por el multimillonario Michel Fribourg y su hijo Paul. Simón Fribourg. Esta compañía nació en 1813 en Arlon, Bélgica. Luego se trasladó a Amberes, y luego, en los años 20, a París y a Londres. Hoy, tiene una oficina en Nueva York, y forma parte de una fuerte cadena suizo-francesa.

En 1852, Léopold Louis Dreyfus, quien nació en Sierentz, Francia, estableció operaciones de comercio de trigo en Basilea, Suiza. En este siglo, excepto durante la Segunda Guerra Mundial, Louis Dreyfus estableció su casa central en París (parte de la vieja ruta de Lombardía-Borgoña).

Bunge y Born fue fundada por la familia Bunge de Ámsterdam en 1752. La compañía se mudó transitoriamente a Amberes. ( La dirección técnica está establecida hoy, en São Paulo, Brasil y las Antillas holandesas).

La André Company fue fundada por Georges André en Nyon, Suiza, y su casa central está radicada hoy en Lausana, Suiza.

Cargill Company, la compañía de granos más grande del mundo, tiene su sede en el suburbio Minnetonka de Minneapolis, Minnesota. Fue fundada por el escocés William Cargill, en Conover, Iowa en 1865, y ha estado funcionado, desde los años 20, dirigida por la multimillonaria familia MacMillan. Pero el verdadero nexo de Cargill está en Ginebra, Suiza, donde el miembro de negocios internacionales de Cargill, Tradax, Inc., estableció la casa central, estando radicada allí desde 1956 ( Técno Tradax es una compañía registrada en Panamá). Tradax tiene filiales en todo el mundo, incluyendo Argentina, Alemania, y Japón.

Es la fuente principal para los negocios internacionales de Cargill; Cargill tiene mucho dinero invertido en ellos, y tiene una participación muy importante en las operaciones de Tradax. Tradax también tiene una participación en la propiedad de la banca suiza Lombard Odier Bank, y el Pictet Bank, un viejo y muy sucio banco privado suizo, posee una participación en el Tradax. La fuente principal de financiación de Tradax es el Crédit Suisse de Ginebra, que es uno de los más grandes lavadores de dinero del mundo.

Archer Daniels Midlands compró Töpfer de Hamburgo, compañía cerealera radicada en Alemania, con creciente presencia de ADM en el comercio del grano del mundo. El comercio de Töpfer se sitúa dentro de las viejas rutas de Venecia-Suiza-Ámsterdam-Paris, y en esa ruta tiene amplias sociedades de negocios con la joya de la corona británica, el Rothschild Bank.
Inteligencia secreta

La manera en que funcionan las compañías del cártel de los cereales es estrictamente reservada. Todas excepto ADM-Töpfer son compañías privadas, y aliadas de Bush. El ex empleado de Cargill, Dwayne Andreas maneja ADM como propiedad personal.

Después de leer este artículo, se puede tener un perfil estratégico de cada una de las compañías principales del cártel de los alimentos, pero hay que destacar aquí algunos puntos críticos acerca de cómo operan. Muchas de sus operaciones se cubren de misterio, porque dan poca información al público. Algunas personas que han intentado escribir algún libro acerca de las empresas cerealeras ha esperado años sin conseguir una sola entrevista de cualesquiera de las familias dominantes de las compañías de granos. A diferencia de muchas compañías americanas, donde la familia del fundador quedó fuera de escena desde hace mucho tiempo, por ejemplo en el caso de Morgan Bank o de Chrysler Corp., las compañías del cártel de los granos están dirigidas por las mismas familias que las han dirigido por siglos.

Las familias inter-casadas MacMillan y Cargill operan Cargill; la familia Fribourg opera Continental; la familia de Louis Dreyfus opera Louis Dreyfus; la familia André opera André; y las familias Hirsch y Bunge operan Bunge y Born.

Sin embargo, lo poco que se ha seleccionado es muy revelador. En 1979, Dan Morgan escribió "Comerciantes de granos", sobre el comercio de los grano en el mundo. Divulgó que el miembro de Cargill que negocia en Ginebra, Tradax, por ejemplo, funciona no solamente para ventas de grano sino para eludir impuestos en los Estados Unidos y otros países, pero ellos confunden a cualquier persona que intente seguir las maniobras con cereales de Cargill. En su libro, Morgan divulgó:

"Cuando Cargill vende una carga de maíz a un fabricante holandés de forraje, el grano se envía río abajo desde Mississippi, se pone a bordo de un buque en Baton Rouge y se envía a Rotterdam. En los papeles, sin embargo... su ruta es más compleja. Cargill primero vende el maíz a Tradax Internacional en Panamá, que 'emplea' a Tradax / Ginebra como su agente; Tradax / Ginebra entonces puede arreglar la venta a un molinero holandés con su subsidiaria, Tardas / Holanda; todos los beneficios se reservan para Tradax / Panamá, que es un paraíso impositivo, y Tradax / Ginebra figura ganando solamente una ' comisión de gerencia ' por intermediar en la tansación entre Tradax / Panamá y Tradax / Holanda."

Mientras evade impuestos e inspecciones, Cargill también utiliza su red para mover grandes envíos de mercancías a cualquier punto del globo, comunicándolo en una fracción de segundo. Tiene un servicio de inteligencia interno que iguala al de la CIA: Utiliza satélites de comunicación global, satélites sensores de clima, una base de datos que utiliza 7.000 fuentes primarias de inteligencia, varios cientos de oficinas zonales etc...

Cargill tiene las características de todas las compañías de granos, y un breve examen de ella da un panorama interno de todas las otras. Cargill, que logró $51 mil millones en ventas en 1994, tiene una posición dominante en muchos aspectos del comercio de alimentos del mundo. Es el primer exportador de granos del mundo y de Estados Unidos, y tiene una cuota de mercado del 25 al 30% en varios rubros. Es el primer comerciante de algodón del mundo; el dueño de elevadores de grano (340) número uno de EE.UU.; el primer fabricante de maíz de EE.UU., de forraje de alto valor proteico (a través de los molinos subsidiarios de Nutrena); el segundo molinero de maíz húmedo y triturador de soja de EE.UU.; el segundo exportador de granos de Argentina (10% del mercado); el tercer molinero de harina de EE.UU. (18% del mercado): empacador de carne de EE.UU. (18% del mercado); empacador de cerdos de EE.UU., y comerciante de forraje de EE.UU.; tercer exportador francés de granos (15 al 18% del mercado); y sexto productor de pavos de EE.UU.

También tiene una flota de 420 lanchas remolcadas, 11 remolcadores, 2 buques enormes que navegan los Grandes Lagos, 12 naves de alta mar, 2.000 vagones tolva de ferrocarril, y 2.000 vagones cisterna.

Cargill ha podido colocar a sus agentes en puestos claves en todo el mundo. Daniel Amstutz, un hombre de 25 años en Cargill, fue Subsecretario de agricultura para Asuntos Internacionales y programas de esa materia de EE.UU, en 1983-87. Desde ese puesto decidió sobre la política de exportación de granos de EE.UU. Mas adelante, se convirtió en líder de la. comisión comercial de EE.UU. en el acuerdo general sobre negociaciones de tarifas y comercio (GATT) iniciando el comercio agrícola.

Mientras tanto, el jefe de Bunge y Born, Néstor Rapanelli, se convirtió en ministro de la economía de Argentina a los pocos días de que Carlos Menem fuera presidente de ese país en 1989. Rapanelli comenzó el cambio por el que la Argentina pasó de la "intervención del Estado a una economía conducida por el 'mercado."

Hoy, Cargill es propiedad privada de la familia MacMillan que maneja esa compañía. La riqueza colectiva de la familia MacMillan, es de $5.1 mil millones, según Forbes, el 17 de julio de 1994 es más grande que la de la familia más conocida de Mellon. Los MacMillan han estado siempre al servicio de los británicos. John Hugh MacMillan, presidente de Cargill a partir de 1936 hasta 1957, y luego presidente, de 1957 a 1960, tiene el título del "caballero comandante hereditario de Justicia de la Soberana Orden de San Juan (caballeros de Malta), " una de las órdenes británicas más importantes de la corona.
La Marcha al Este

El cártel de los alimentos continúa consolidando su control mundial en vista a la próxima desintegración financiera. En los últimos cuatro años, el cártel de alimentos ha comprado muchas plantas de molinos y procesos de panificación en la ex Unión Soviética y en el bloque del este, poniendo a estas naciones bajo un estricto control de alimentos. Recientemente, IBP se desplazó a la carne mexicana barata haciendo dumping allí, para arruinar a los productores de carne de vacuna. El departamento de agricultura de Clinton lo puso bajo investigación.

El cártel de los alimentos también ha concentrado su control, en las industrias de distribución de alimentos, a través de cosechadoras tales como Philip Morris, Grand Metropolitan-Pillsbury y KKR-RJR-Nabisco-Borden. En el caso de Philip Morris, que es dueña de Kraft Foods, General Foods (cereales de tronco), Miller Brewing Company, y propietaria de otras marcas.10¢ de cada u$s 1 que un americano gasta en artículos de alimentación está destinado a comprar algún producto de Philip Morris.

El poder del cártel de alimentos debe ser destruido. Este año, en el Departamento de Justicia, la división anti Trust lanzó una investigación sobre la fijación de los precios en el caso de la fructosa y la lisina de maíz, por parte de Archer Daniels Midlands y algunas de las otras compañías del cártel de los alimentos. Este caso, si fuera llevado a juicio, podría proporcionar información y una ayuda valiosas para la explicación y posiblemente parar frenar, de una manera limitada, algunas de las prácticas de ADM.

Pero el cártel Anglo-Holandés-Suizo está apostando a objetivos altos, la capacidad de obligar a los productores de materias primas, y sobre todo, de comida, a dar vuelta atrás al reloj de la historia, y reducir a la humanidad de los 5.6 mil millones de personas que hay actualmente a algunos cientos de millones de almas semi-analfabetas que están al borde de una existencia desvalida.

Esta agresión no puede ser combatida tímidamente. La verdad completa sobre el cártel de los alimentos debe ser conocida.

Fuente: http://www.larouchepub.com/other/1995/2249_windsor_food.html Cortesía de: Gabriel Fossa (editorialbareport@gmail.com) http://www.visionacional.8m.com*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...