BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

viernes, 6 de julio de 2012

B'NAI BRITH, LA LOGIA ANTECESORA DEL SIONISMO.

SÁBADO, DICIEMBRE 15, 2007
 
Carlos Marcelo Shäferstein: B'NAI BRITH, LA LOGIA ANTECESORA DEL SIONISMO.

REPRODUCIMOS TEXTO DEL TENIENTE CORONEL DEL EJERCITO ARGENTINO CARLOS MARCELO SHÄFERSTEIN SOBRE LA B'NAI BRITH, FORMACIÓN MASÓNICA QUE ACTÚA A NIVEL MUNDIAL COMO LA OLIGARQUÍA QUE MANEJA AL SIONISMO.
http://www.labotellaalmar.com/
Petras.

HISTORIA DE UNA LOGIA INTERNACIONAL.
El texto es de Carlos Marcelo Shäferstein.
Los subtitulos son de Petras.


LA B'NAI BRITH, CONSTITUYE LA PLATAFORMA MASÓNICA DONDE SE DISEÑA LA ESTRATEGIA QUE DESENCADENARÁ LOS HECHOS POLÍTICOS Y MILITARES QUE HARAN POSIBLES LAS CONDICIONES ECONOMICAS EN LA QUE SE SUSTENTE EL SIONISMO (Nota de Petras).

Fundada en 1843, B’nai B’rith Internacional es reconocida universalmente como una de las más grandes y antiguas organizaciones judías “humanitarias, de acción social y derechos humanos. Fuente constante de innovación y beneficencia para las poblaciones de todo el mundo, B’nai B’rith es defensor incansable del Estado de Israel y de la judería mundial con una gran variedad de áreas políticas y gubernamentales. Con más de 180.000 miembros y afíliados en más de 50 países, “B’nai B’rith realmente abarca el globo en su esfuerzo por hacer que las comunidades judías sean mejores para todos sus habitantes”.
B´nai B´rith, considerada por muchos como la más operativa asamblea judía, se define a sí misma como una “organización comprometida con la seguridad y continuidad del Pueblo Judío y el Estado de Israel. Ahora decidida “defensora de los derechos humanos” [no de los palestinos], definen sus estatutos que “combate el racismo, el antisemitismo y la ignorancia” y presta “servicios a la comunidad bajo los más amplios principios de la humanidad”. Su misión es unir a los judíos y realzar su identidad a través del fortalecimiento de la vida familiar y la educación de la juventud, de servicios para la tercera edad y la defensa de los judíos en todo el mundo.

DE COMO SE DESENCADENAN LOS HECHOS QUE HARAN POSIBLE LA CONSTITUCION EN NORTEAMERICA DE UNA OLIGARQUÍA JUDÍA QUE PASARÁ A SER LA SOSTENEDORA DEL MOVIMIENTO SIONISTA (Nota de Petras).

La logia B´nai B´rith es una organización paralela a la masonería regular cuya afiliación está exclusivamente reservada a los ciudadanos de origen judío. Fue fundada cuando todavía no existía el sionismo como movimiento político, ya que el origen de los grandes capitales estadounidenses recién se sitúa en la Guerra de Secesión de 1861-65, con la confrontación entre la economía comercial e industrial del Norte y el viejo modelo latifundista y agrícola del Sur.
El balance de aquella guerra, tan trágico para muchos como rentable para unos pocos, ofrece por tal motivo dos caras bien distintas. En una de ellas aparecen sus 600.000 víctimas y las cuantiosas pérdidas materiales causadas por la contienda. Y en la otra figura el gran desarrollo industrial que el esfuerzo bélico proporcionó a la zona Norte, así como el espectacular enriquecimiento que de ello se derivó para los especuladores y los proveedores del ejército. La transformación económica operada por el conflicto permitió la acumulación de enormes fortunas y dio paso al ulterior proceso de concentración mercantil e industrial en beneficio de los grandes trusts económicos.
El curso iniciado con la guerra de Secesión, durante la cual se gestaron los primeros imperios económicos (Vanderbilt, Carnegie, Morgan, Rockefeller), daría paso a la concentración monopolística que comenzó a desarrollarse a partir de aquel evento. Desde entonces cada nueva contienda bélica supondría un reforzamiento de esa dinámica.

LA CONCENTRACION MONOPOLÍSTICA ESTADOUNIDENSE VA APAREJADA A UN PODERÍO CRECIENTE DE LOS LOBBYS JUDÍOS EN ESTADOS UNIDOS DE LA OTRA AMÉRICA. SON EL SUSTENTO DE UN SIONISMO ORIENTADO POR LA B'NAI BRITH.(Nota de Petras).

Así, la guerra hispano-norteamericana de 1898 abrió el camino a los oligopolios azucareros. A ésta le seguiría la 1ª Guerra Mundial, que consolidó la concentración de la industria pesada y consagró el ascenso de otros dos imperios económicos: el de la dinastía Pont de Nemours, de Detroit (Unites States Rubber, General Motors, National Bank of Detroit), y el del clan financiero Mellon, de Pittsburg (Aluminium Co. of America, Westinghouse, Mellon Bank).
De entre las grandes fortunas amasadas a partir de la guerra civil norteamericana, cuatro nombres sobresalen en especial: Cornelius Vanderbilt, Andrew Carnegie, John Morgan y John Davison Rockefeller. El primer apellido prácticamente ha desaparecido del concierto plutocrático mundial y de las altas esferas de influencia política. Los dos últimos, por el contrario, se sitúan actualmente en su vértice más elevado. El hecho de que los Morgan y los Rockefeller ligaran el destino de sus grandes empresas a un potente complejo bancario habría de jugar, sin duda, un papel fundamental en su proyección futura.
Cornelius Vanderbilt era ya un próspero empresario en los comienzos de la guerra. También era, y con diferencia, el de más edad, 65 años, ya que el mayor de sus tres concurrentes no sobrepasaba la treintena. Las concepciones empresariales de Vanderbilt y su forma de gestionar los negocios estaban, por ello, más próximas a los viejos métodos que a las técnicas que demandaba el capitalismo avanzado. Tampoco en esto se asemejaba a los otros tres. Su imperio económico se articulaba en torno a varias compañías navieras subvencionadas por el Estado. Durante la guerra de Secesión, el "comodoro" Vanderbilt registró enormes beneficios proporcionando al Gobierno nordista la flota de guerra destinada a la toma de Nueva Orleans. Otro sector en el que desarrolló una notable actividad fue el del tendido ferroviario.
La escalada de Andrew Carnegie se fraguó a partir de su cargo como secretario del director de Transportes del Ministerio de la Guerra. Valiéndose de su ventajosa posición, este ambicioso inmigrante escocés montó una factoría de raíles a través de la cual suministraba al Departamento de Transportes todos los pedidos efectuados por éste. Los ingentes beneficios así obtenidos constituyeron la base de la futura Carnegie Steel Co.de New Jersey, uno de los más potentes complejos industriales estadounidenses hasta principios del siglo XX, en que pasaría a la órbita del grupo J.P.Morgan.

EL FACTOR MORGAN. EL BANCO MORGAN, CON SU SEDE AL LADO DE LA CASA BLANCA, GUARDA Y MANEJA LAS FINANZAS DE LA OLIGARQUÍA JUDÍA (O SEA, LOS JUDÍOS MÁS RICOS DEL MUNDO) QUE CONTROLA LA ORGANIZACION SIONISTA MUNDIAL(Nota de Petras).

Pero vayamos ya con los dos grandes de aquel cuarteto. John Morgan era hijo de un inmigrante inglés asociado a la banca británica Peabody & Co, cuyos negocios estaban estrechamente vinculados a los intereses nordistas. Su primera operación comercial, realizada precisamente a través de dicha entidad bancaria, consistió en suministrar cinco mil fusiles anticuados al ejército del Norte, embolsándose en la transacción la nada despreciable suma de 92.500 dólares, una fortuna por aquel entonces. Los sustanciosos beneficios obtenidos durante la guerra constituyeron el punto de partida de su futuro imperio económico. En 1901 fundó la United States Steel Corp., que con el tiempo se convertiría en uno de los mayores trusts acereros del mundo, y en 1903 creó, mediante la fusión de varias empresas navieras, otro gigante comercial, la International Mercantile Marine Co. Tras su muerte, acaecida en 1913, fue su heredero, J. P. Morgan junior, quien consolidó el poderío del trust, dotándole de una potente institución financiera, la Banca Morgan and Co.

Actualmente esta entidad internacional tiene su sede central en Washington (1640 Rhode Island Avenue, NW), justo al lado de la Casa Blanca, proximidad que no es solamente física. Actualmente cuenta con algo más de 600.000 afiliados distribuidos por 47 países del globo, y en su cúspide se aglutina lo más selecto de la oligarquía judía mundial.

LA LOGIA B'NAI BRITH HOY DÍA (Nota de Petras).

Al igual que la masonería regular, la actual B´naï B´rith se presenta como una organización filosófica y filantrópica dedicada a la consecución de los consabidos enunciados humanistas, y también al igual que la primera su labor fundamental se desarrolla en el campo de la influencia política y social. El hecho de que esta logia haya sido desde su creación el más eficiente puntal del movimiento sionista constituye una buena muestra de esa actividad.
La pertenencia a la logia B´nai B´rith no excluye el que sus miembros militen simultáneamente en otras logias masónicas, cosa frecuente por lo demás. De hecho, son numerosos los casos de miembros de dicha logia que han ostentado el grado de Gran Maestre en otras logias americanas o europeas adscritas al rito escocés. Sin embargo, la doble militancia en sentido contrario no es posible. Bien puede decirse por tanto que la logia B´nai B´rith constituye una Orden específica dentro de la masonería regular.
Algo parecido podría afirmarse en lo concerniente a los diversos organismos plutocrático-oligárquicos descritos a lo largo de estas páginas, y en el seno de los cuales los jerarcas de la B´nai B´rith forman un grupo particular. De tal modo que la influencia de la oligarquía judía en la vida pública no se articula exclusivamente a través de las estructuras específicas de dicha logia, sino también por medio de otros organismos que, como el CFR, cuentan entre sus filas con numerosos miembros adscritos a la misma. Son las pequeñas ventajas que proporciona el hecho de estar en varios sitios a la vez.
La B´nai B´rith International cuenta con varias sociedades filiales, así como con una pléyade de organizaciones afines que se mueven en su órbita.
Entre las primeras figuran las sociedades, que controla la logia:

The Career and Counseling Services, que sitúa a sus miembros en organizaciones clave de los países donde está enquistada la organización;

The Klutznick Museum, responsable del mantenimiento de los archivos de la logia;

The Hillels Foundations, dirigida a los medios estudiantiles,

La organización juvenil B´nai B´rith, enfocada al campo cultural,

La B´nai B´rith femenina, que agrupa a las mujeres afiliadas a la Orden, y

La Liga Antidifamatoria Judía, cuyo cometido oficial es la lucha contra el antisemitismo, aunque el real sea la lucha contra el antisionismo, lo que es algo muy distinto, como no pocos sionistas antisemitas deben saber muy bien. Y esto último no ha sido escrito a la ligera, sino con pleno conocimiento de una realidad sobradamente avalada por los hechos, y

El famoso Consejo Judío Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...