BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:

BIBLIOTECA NACIONALPERONISTA al fondo:
BIBLIOTECA: hacer clik en la imagen

lunes, 23 de julio de 2012

La oposición siria: ¿quiénes son los que hablan?

Martes, 24 de Julio de 2012 01:20 Noticias Internacionales - Oriente Próximo

Una mirada de cerca a los antecedentes y conexiones de los voceros de la oposición

Una pesadilla tiene lugar en Siria, en las casas de al-Heffa y las calles de Houla. Y todos saben cómo termina la historia: con miles de soldados y civiles muertos, ciudades y familias destruidas, y el presidente Asad asesinado a golpes en una zanja.

Esta es la historia de la guerra siria, pero hay otra historia que contar. Un relato menos sangriento, pero que no deja de ser importante. Es una historia sobre los cuentistas: los portavoces, los “expertos en Siria”, los activistas de la democracia. Los que hacen las declaraciones. Los que “urgen” y “advierten” y llaman a la acción.

Es un relato sobre los miembros más citados de la oposición siria y su conexión con el negocio anglo-estadounidense de creación de oposiciones. Los medios noticiosos dominantes se han mostrado en general notablemente pasivos cuando se trata de fuentes sirias: presentándolas simplemente como “portavoces oficiales” o “activistas por la democracia” sin, en general, analizar sus declaraciones, sus antecedentes o sus conexiones políticas.

Es importante subrayar que investigar los antecedentes de un portavoz sirio no significa dudar de la sinceridad de su oposición a Asad. Pero un odio apasionado contra el régimen de Asad no es una garantía de independencia. Por cierto, una cantidad de personajes clave en el movimiento de oposición sirio son exiliados desde hace tiempo que han recibido financiamiento del gobierno de EE.UU. para debilitar el gobierno de Asad desde mucho antes que estallara la Primavera Árabe.

Aunque el derrocamiento por la fuerza de Asad no es todavía una política declarada del gobierno de EE.UU., esos portavoces son elocuentes propugnadores de una intervención militar extranjera en Siria y, por lo tanto, aliados naturales de conocidos neoconservadores estadounidenses que apoyaron la invasión de Iraq por Bush y que ahora presionan al gobierno de Obama para que intervenga. Como veremos, varios de esos voceros han encontrado el apoyo de, y en algunos casos desarrollado largas y lucrativas relaciones con, partidarios de la intervención militar a ambos lados del Atlántico.

“El reloj de arena se vacía”, dijo Hillary Clinton el domingo. Por lo tanto, mientras los combates en Siria se intensifican y barcos de guerra rusos zarpan hacia Tartus, es hora de lanzar una mirada de cerca a los que hablan en nombre del pueblo sirio.

El Consejo Nacional Sirio

Los portavoces más citados de la oposición son los representantes oficiales del Consejo Nacional Sirio (CNS). El CNS no es el único grupo opositor sirio – pero se le reconoce generalmente como “la mayor coalición de la oposición” (BBC). El Washington Times lo describe como “un grupo que aglutina a facciones rivales basadas al exterior de Siria”. El CNS es ciertamente el grupo de oposición que tiene los contactos más estrechos con las potencias occidentales – y ha pedido la intervención extranjera desde las primeras etapas del levantamiento. En febrero de este año, en la apertura de la cumbre de los ‘Amigos de Siria’ en Túnez, William Hague declaró: “Me reuniré con dirigentes del Consejo Nacional Sirio dentro de algunos minutos… Nosotros, en común con otras naciones, los trataremos y los reconoceremos ahora como representante legítimo del pueblo sirio.”

El más importante portavoz oficial del CNS es la académica siria residente en París Bassma Kodmani.

Kodmani es miembro del buró ejecutivo y jefa de asuntos exteriores del Consejo Nacional Sirio. Kodmani es cercana al centro de la estructura de poder del CNS y uno de los portavoces más elocuentes del consejo. “Ningún diálogo con el régimen gobernante es posible. Solo podemos discutir cómo proceder hacia un sistema político diferente”, declaró esta semana. Y la agencia AFP la cita como sigue: “El próximo paso tiene que ser una resolución según el Capítulo VII, que permite el uso de todos los medios legítimos, medios coercitivos, embargo de armas, así como el uso de la fuerza para obligar al régimen a obtemperar”.

Esta declaración se convierte en el titular “Sirios piden mantenedores de la paz armados” (Herald Sun en Australia). Si se solicita una acción militar internacional a gran escala, parece ser razonable preguntar: ¿Quién exactamente la solicita? Podemos decir, simplemente “un portavoz oficial del CNS” o podemos examinarlo un poco más de cerca.

Este año fue el segundo Bilderberg de Kodmani. En la conferencia de 2008 Kodmani fue mencionada como francesa; en 2012 su calidad de francesa había desaparecido y fue calificada simplemente como “internacional” – su patria se había convertido en el mundo de las relaciones internacionales.

Hace unos pocos años, en 2005, Kodmani trabajaba para la Fundación Ford en El Cairo, donde era directora de su programa de gobernanza y cooperación internacional. La Fundación Ford es una vasta organización, con sede en Nueva York, y Kodmani ya era bastante importante. Pero estaba a punto de saltar a otra liga.

En esos días, en febrero de 2005, las relaciones entre EE.UU. y Siria se vinieron abajo y el presidente Bush retiró su embajador de Damasco. Muchos proyectos de la oposición se remontan a ese período. “El dinero estadounidense para personalidades de la oposición siria comenzó a fluir bajo el presidente George W. Bush después que congeló efectivamente los vínculos políticos con Damasco en 2005”, dice el Washington Post.

En septiembre de 2005 Kodmani fue nombrada directora ejecutiva de la Iniciativa de Reforma Árabe (IRA) – un programa de investigación iniciado por el poderoso grupo de lobby estadounidense, el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés).

El CFR es un think tank de política exterior estadounidense de elite y la Iniciativa de Reforma Árabe es descrita en su sitio en la red como un “Proyecto del CFR”. De un modo más específico, la IRA fue iniciada por un grupo dentro del CFR llamado “Proyecto EE.UU./Medio Oriente” – un organismo de altos diplomáticos, oficiales de inteligencia, y financistas cuyo objetivo declarado es emprender “análisis de política” regional a fin “de prevenir conflictos y promover la estabilidad”. El Proyecto EE.UU./Medio Oriente persigue esos objetivos bajo la dirección de un consejo internacional presidido por el general (en retiro) Brent Scowcroft.

Peter Sutherland

Brent Scowcroft (presidente emérito) es un ex consejero nacional de seguridad del presidente de EE.UU. – asumió el cargo después de Henry Kissinger. Sentado junto a Scowcroft en el consejo internacional está otro geoestratega, Zbigniew Brzezinski, quien lo sucedió como consejero nacional de seguridad, y Peter Sutherland, presidente de Goldman Sachs International.

Por lo tanto, ya en 2005, un importante brazo del establishment occidental de la banca y la inteligencia había seleccionado a Kodmani para dirigir un proyecto de investigación sobre Medio Oriente. En septiembre de ese año Kodmani fue nombrada directora a tiempo completo del programa. Antes en 2005 el CFR asignó la “supervisión financiera” del proyecto al Centro por la Reforma Europea (CER). Y entonces llegan los británicos.

El CER es supervisado por Lord Kerr, presidente adjunto de Royal Dutch Shell. Kerr es ex jefe del servicio diplomático y consejero sénior en Chatham House (un think tank que incluye los mejores cerebros del establishment diplomático británico).

A cargo del CER de forma cotidiana está Charles Grant, ex editor de defensa del Economist, y actualmente miembro del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, un “think tank pan-europeo” repleto de diplomáticos, industriales, profesores y primeros ministros. En su lista de miembros se encuentra el nombre de: “Bassma Kodmani (Francia/Siria) – Directora Ejecutiva. Iniciativa de Reforma Árabe”.

Otro nombre en la lista: George Soros – el financista cuya Fundación para una Sociedad Abierta es una fuente primordial de financiamiento del ECFR. A este nivel, los mundos de la banca, la diplomacia, la industria, la inteligencia y varios institutos políticos y fundaciones se entremezclan, y allí, en medio de todo, está Kodmani.

Lo principal es que Kodmani no es cualquier “activista por la democracia” que se encuentra por casualidad ante un micrófono. Posee impecables credenciales en la democracia internacional: tiene la posición de directora de investigación en la Académie Diplomatique Internationale – “una institución independiente y neutral dedicada a promover la diplomacia moderna”. La Académie es dirigida por Jean-Claude Cousseran, ex jefe del DGSE – el servicio de inteligencia exterior de Francia.

Comienza a emerger una visión de Kodmani como una lugarteniente de confianza de la industria anglo-estadounidense de promoción de la democracia. Su “provincia de origen” (según el sitio en la red del CNS) es Damasco, pero tiene estrechas y antiguas relaciones profesionales precisamente con las potencias a las que llama a intervenir en Siria. Y muchos de sus colegas están igualmente bien conectados.

Radwan Ziadeh

Otro representante frecuentemente citado del CNS es Radwan Ziadeh – director de relaciones exteriores del Consejo Nacional Sirio. Ziadeh tiene un currículum impresionante: es asociado sénior del think tank en Washington, financiado por el gobierno, el US Institute of Peace (el Consejo de Directores del USIP está repleto de ex académicos del departamento de defensa y del Consejo Nacional de Seguridad; su presidente es Richard Solomon, ex consejero de Kissinger en el Consejo Nacional de Seguridad.)

En febrero de este año, Ziadeh se unió a un grupo de elite de halcones belicistas de Washington para firmar una carta que llama a Obama a intervenir en Siria; los otros firmantes incluyen a James Woolsey (ex jefe de la CIA), Karl Rove (operador de Bush hijo), Clifford May (Comité sobre el Peligro Actual) y Elizabeth Cheney, ex jefa del Grupo de Operaciones Irán-Siria del Pentágono.

Ziadeh es un organizador incansable, un valioso conocedor de Washington con vínculos con algunos de los think tanks más poderosos del establishment. Las conexiones de Ziadeh llegan a Londres. En 2009 fue un asociado visitante en Chatham House y en junio del año pasado apareció en el panel de uno de sus eventos –“Visualizando el futuro político de Siria”– compartiendo una plataforma con otro portavoz del CNS Ausama Monajed (véase más adelante a su respecto) y el miembro del CNS Najib Ghadbian.

Ghadbian fue identificado por el Wall Street Journal como un temprano intermediario entre el gobierno de EE.UU. y la oposición siria en el exilio: “Un contacto inicial entre la Casa Blanca y el FSN [Frente de Salvación Nacional] fue forjado por Najib Ghadbian, un politólogo de la Universidad de Arkansas”. Fue en 2005, el año decisivo.

En esos días, Ghadbian era miembro del secretariado general del CNS y formaba parte del consejo consultivo de un organismo político basado en Washington llamado el Centro Siria de Estudios Políticos y Estratégicos – una organización fundada junto con Ziadeh.

Durante años Ziadeh ha estado haciendo conexiones semejantes. En 2008 Ziadeh participó en una reunión de personalidades de la oposición en un edificio gubernamental de Washington: una mini-conferencia llamada “Siria en transición”. La reunión fue co-auspiciada por un organismo basado en EE.UU. llamado Consejo Democracia y una organización basada en el Reino Unido llamada Movimiento por la Justicia y el Desarrollo (MJD). Fue un gran día para el MJD: su presidente, Anas Al-Abdah, había viajado a Washington desde Gran Bretaña para el evento, junto con su director de relaciones públicas. Lo que sigue, tomado del sitio en la web del MJD, es una descripción del día: “La conferencia presenció una participación excepcional ya que la sala asignada estaba repleta de invitados de la Cámara de Representantes y del Senado, representantes de centros de estudios, periodistas y expatriados sirios [sic] en EE.UU.”

El día comenzó con un discurso principal de James Prince, jefe del Consejo Democracia. Ziadeh estuvo en un panel presidido por Joshua Muravchik (el ultra-intervencionista autor del artículo de opinión “Bombardead Irán”). El tópico de la discusión fue “La emergencia de la oposición organizada”. Sentado junto a Ziadeh en el panel estaba el director de relaciones públicas del MJD – un hombre que más adelante se convirtió en otro portavoz del CNS –– Ausama Monajed.

Ausama Monajed

Junto a Kodmani y Ziadeh, Ausama (o a veces Osama) Monajed es uno de los portavoces más importantes del CNS. Hay otros, por supuesto – el CNS es un animal enorme e incluye a la Hermandad Musulmana. La oposición a Asad es amplia, pero estas son algunas de las principales voces. Hay otros voceros oficiales con prolongadas carreras políticas, como George Sabra del Partido Democrático Sirio (Sabra fue detenido y sufrió un prolongado encarcelamiento durante su lucha contra el “represivo y totalitario régimen en Siria”). Y existen otras voces opositoras fuera del CNS, como el escritor Michel Kilo, que habla elocuentemente de la violencia que desgarra su país: “Siria está siendo destruida – calle tras calle, ciudad tras ciudad, aldea tras aldea. ¿Qué clase de solución es esta? Todo el país está siendo destruido para que un pequeño grupo se mantenga en el poder”.

Pero no cabe duda de que el principal cuerpo opositor es el CNS, y Kodmani, Ziadeh y Monajed lo representan frecuentemente. Monajed aparece a menudo como comentador en canales de noticias de la televisión. Lo vemos en la BBC, hablando desde su buró en Washington. Monajed no dora la píldora en su mensaje: “Vemos cada día en los televisores cómo asesinan civiles y que se mata y asesina a niños, y se viola a mujeres”.

Mientras tanto, a través de Al Jazeera, habla de “lo que está ocurriendo, en realidad, en el terreno” – sobre “los milicianos de Asad” que “llegan y violan a sus mujeres, masacran a sus niños y matan a sus ancianos”.

Monajed apareció, hace solo algunos días, como bloguero en Huffington Post UK, y explicó largamente: “Por qué el mundo debe intervenir en Siria” – pidiendo “ayuda militar directa” y “ayuda militar extranjera”. De modo que, una vez más, una pregunta justificada podría ser: ¿quién es este portavoz que pide una intervención militar?

Monajed es miembro del CNS, consejero de su presidente y, según su biografía en el CNS, “fundador y director de Barada Television”, un canal satelital pro oposición basado en Vauxhall, en el sur de Londres. En 2008 unos meses después de asistir a la Conferencia Siria en Transición, Monajed volvió a Washington, invitado a almorzar con George W. Bush, junto con un puñado de otros disidentes favorecidos.

En esos días, en 2008, el departamento de Estado de EE.UU. conocía a Monajed como “director de relaciones públicas del Movimiento por Justicia y Desarrollo (MJD) que dirige la lucha por un cambio pacífico y democrático en Siria”.

Miremos más de cerca al MJD. El año pasado, el Washington Post publicó una historia de WikiLeaks, que había publicado una cantidad de cables diplomáticos filtrados. Esos cables parecen mostrar un notable flujo de dinero del Departamento de Estado de EE.UU. al Movimiento por Justicia y Desarrollo basado en Gran Bretaña. Según el Washington Post: “Barada TV está estrechamente vinculada al Movimiento por Justicia y Desarrollo, una red de exiliados sirios basada en Londres. Cables estadounidenses clasificados muestran que el Departamento de Estado ha enviado hasta 6 millones de dólares al grupo desde 2006 para operar el canal satelital y financiar otras actividades dentro de Siria”.

Un portavoz del Departamento de Estado respondió a este artículo diciendo: “El intento de promover una transformación a un proceso más democrático en esa sociedad no significa necesariamente que se esté menoscabando el actual gobierno”. Y tienen razón, no es “necesariamente” eso.

Cuando se le preguntó por el dinero del Departamento de Estado, el propio Monajed dijo que “no podía confirmar” el financiamiento del Departamento de Estado para Barada TV, pero dijo: “yo no recibí un centavo personalmente”. Malik al-Abdeh, hasta hace muy poco jefe de redacción de Barada TV, insistió: “no tuvimos ningún trato directo con el Departamento de Estado de EE.UU”. El significado de la frase gira alrededor de la palabra “directo”. No tiene ninguna importancia que resulte que Malik al Abdeh sea casualmente uno de los fundadores del Movimiento por Justicia y Desarrollo (el receptor de los 6 millones de dólares del Departamento de Estado, según el cable filtrado). Y es hermano del presidente, Anas Al-Abdah. También es uno de los dueños de la marca registrada MHD: Lo que admite Malik al Abdeh es que Barada TV recibe una buena parte de su financiamiento de una organización estadounidense sin fines de lucro: el Consejo Democracia, uno de los co-patrocinadores (con el MJD) de la mini conferencia Siria en Transición. Por lo tanto, lo que vemos en 2008 en la misma reunión es a los dirigentes de precisamente las organizaciones identificadas en los cables de WikiLeaks como el conducto (el Consejo Democracia) y el receptor (el MJD) de grandes cantidades de dinero del Departamento de Estado.

El Consejo Democracia (un distribuidor de subvenciones basado en EE.UU.) menciona al Departamento de Estado como una de sus fuentes de financiamiento. Funciona como sigue: el Consejo Democracia sirve de intermediario administrador de subvenciones entre la “Iniciativa de Cooperación Oriente Medio” del Departamento de Estado y “socios locales” (como Barada TV). Como informa el Washington Post: “Varios cables diplomáticos estadounidenses desde la embajada en Damasco revelan que exiliados sirios recibieron dinero de un programa del Departamento de Estado llamado Iniciativa de Cooperación Medio Oriente. Según los cables, el Departamento de Estado canalizó dinero al grupo exiliado a través del Consejo Democracia, un organismo sin fines de lucro basado en Los Angeles”.

El mismo informe destaca un cable de 2009 de la embajada de EE.UU. en Siria que dice que el Consejo Democracia recibió 6,3 millones de dólares del Departamento de Estado para operar un programa relacionado con Siria, la “Iniciativa de Fortalecimiento de la Sociedad Civil”. El cable lo describe como "un discreto esfuerzo colaborativo entre el Consejo Democracia y socios locales” orientado a producir, entre otras cosas, “diversos conceptos de emisión”. Según el Washington Post: “Otros cables dejan claro que uno de esos conceptos era Barada TV”.

Hasta hace algunos meses la Iniciativa de Cooperación Medio Oriente (ICMO) del Departamento de Estado era supervisada por Tamara Cofman Wittes (ahora está en la Brookings Institution, un influyente think tank de Washington). Sobre ICMO dijo que “creó un ‘tipo’ positivo para los esfuerzos de promoción de la democracia de EE.UU.”. Mientras trabajaba allí declaró: “Hay muchas organizaciones en Siria y otros países que buscan cambios de su gobierno… Es una agenda en la que creemos y que vamos a apoyar”. Y por apoyar quiere decir financiar.

El dinero

No es nada nuevo. Volvamos un poco más atrás a principios de 2006 y veamos el anuncio hecho por el Departamento de Estado de una nueva “oportunidad de financiamiento” llamada “Programa Democracia Siria”. Se ofrecen subvenciones por “5 millones de dólares en el año fiscal federal 2006” ¿Objetivo de las subvenciones? “Acelerar el trabajo de los reformadores en Siria”.

En la actualidad el dinero fluye más rápido que nunca. A comienzos de junio de 2012 el Foro Empresarial Sirio fue lanzado en Doha por dirigentes de la oposición, incluido Wael Merza (secretario general del CNS). “Se ha establecido este fondo para apoyar a todos los componentes de la revolución en Siria”, afirmó Merza. ¿Dimensiones del fondo? Unos 300 millones de dólares. En modo alguno está claro de dónde proviene el dinero, aunque Merza “apuntó a un fuerte apoyo financiero de Estados árabes del Golfo para el nuevo fondo” (Al Jazeera). En su lanzamiento Merza afirmó que ya se han gastado unos 150 millones de dólares, en parte en el Ejército Libre Sirio.

El grupo de empresarios sirios de Merza apareció en una conferencia del Foro Económico Mundial titulada “Plataforma de Cooperación Internacional” celebrada en Estambul en noviembre de 2011. Todo forma parte del proceso mediante el cual el CNS ha aumentado su reputación hasta convertirse, según William Hague, “en representante legítimo del pueblo sirio” – capaz, evidentemente, de manejar tantos fondos.

La creación de legitimidad –de oposición, de representación, de intervención– forma parte esencial de la batalla propagandística.

En un artículo de opinión publicado en USA Today en febrero de este año el embajador Dennis Ross declaró: “Es hora de elevar el estatus del Consejo Nacional Sirio. Lo que quería, urgentemente, es “crear un aura de inevitabilidad en el CNS como alternativa para Asad”. El aura de inevitabilidad. Ganando la batalla por anticipado.

Un combatiente clave en esta batalla por los corazones y las mentes es el periodista estadounidense y bloguero del Daily Telegraph, Michael Weiss.

Michael Weiss

Uno de los expertos occidentales más ampliamente citados respecto a Siria –y entusiasta de la intervención occidental– es Michael Weiss, que se hace eco del embajador Ross cuando dice: “La intervención militar en Siria no es tanto un asunto de preferencia como de inevitabilidad”.

Algunos de los escritos intervencionistas de Weiss se encuentran en un sitio en la red basado en Beirut, amigo de Washington, llamado "NOW Lebanon" – cuya sección "NOW Syria" es una fuente importante de actualizaciones sobre Siria. NOW Lebanon fue establecido en 2007 por el ejecutivo de Saatchi & Saatchi, Eli Khoury. Khoury ha sido descrito por la industria de la publicidad como “especialista en comunicaciones estratégicas, especializado en el desarrollo de la imagen corporativa, gubernamental y de marca”.

En mayo Weiss afirmó a NOW Lebanon que gracias al suministro de armas a los rebeldes sirios “ya hemos comenzado a ver algunos resultados”. Mostró una aprobación similar de los resultados militares unos pocos meses antes, en un artículo para New Republic: “En las últimas semanas el Ejército Libre Sirio y otras brigadas rebeldes independientes han logrado grandes avances” – después de lo cual, como haría cualquier bloguero, describió su “Plan para una intervención militar en Siria”.

Pero Weiss no es solo un bloguero. También es director de comunicaciones y relaciones públicas en la Sociedad Henry Jackson, un think tank ultra-ultra-belicista de política exterior.

Los patrocinadores internacionales de la Sociedad Henry Jackson incluyen al “ex jefe de la CIA” James Woolsey, Michael Chertoff de “seguridad nacional”, William Kristol de “PNAC”, Robert Kagan de “PNAC”, Joshua “Bombardead Irán”, y Richard “Príncipe de las Tinieblas” Perle. La Sociedad la dirige Alan Mendoza, consejero jefe del grupo parlamentario interpartidista sobre seguridad transatlántica e internacional.

La Sociedad Henry Jackson es inflexible en su “estrategia a largo plazo” hacia la democracia. Y Weiss se ocupa del mensaje. La Sociedad Henry Jackson está orgullosa del gran alcance de la influencia de su jefe de Relaciones Públicas: “Es autor del influyente informe ‘¿Intervención en Siria? Una evaluación de la legalidad, la logística y los peligros’, que reformuló y apoyó el Consejo Nacional Sirio”.

El informe original de Weiss se rebautizó “Área segura para Siria” y acabó en el sitio en la web oficial syriancouncil.org, como parte de la literatura estratégica de su buró militar. El fundador y director ejecutivo del Centro de Investigación Estratégica y Comunicación (SRCC), un tal Ausama Monajed, emprendió la reformulación del informe.

Por lo tanto, el fundador de Barada TV, Ausame Monajed, editó el informe de Weiss, lo publicó a través de su propia organización (el SRCC) y lo transmitió al Consejo Nacional Sirio, con el apoyo de la Sociedad Henry Jackson.

La relación no podía ser más estrecha. Monajed incluso termina atendiendo consultas para “entrevistas de prensa con Michael Weiss”. Weiss no es el único estratega que delineó la hoja de ruta hacia esta guerra (numerosos think tanks lo han considerado, muchos halcones lo han discutido, pero algunos de los detalles mejor definidos son suyos).

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos

La justificación para la “inevitable” intervención militar es el salvajismo del régimen del presidente Asad: las atrocidades, los bombardeos, los abusos de los derechos humanos. La información es crucial en este caso y sobre todo una fuente nos ha estado suministrando datos sobre Siria. Se cita a cada momento: “el jefe del Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo a VOA [Voz de América] que combates y bombardeos han matado por lo menos 12 personas en la provincia Homs”.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos se suele utilizar como fuente independiente de noticias y estadísticas. Precisamente esta semana la agencia de noticias AFP publicó esta noticia: “Fuerzas sirias golpearon duramente las provincias Alepo y Deir Ezzor mientras por lo menos 35 personas murieron el domingo en todo el país, entre ellas 17 civiles, informó una fuente informada”. Se mencionan diversas atrocidades y cifras de víctimas, todas de una sola fuente: “El director del Observatorio Rami Abdel Rahman dijo a AFP por teléfono”.

Una estadística tras otra horrible estadística fluye del “Observatorio Sirio de Derechos Humanos basado en Gran Bretaña” (AP). Cuesta encontrar una información noticiosa sobre Siria que no lo mencione. ¿Pero quiénes son? “Ellos” son Rami Abdulrahman (o Rami Abdel Rahman), quien vive en Coventry.

Según un informe de Reuters en diciembre del año pasado: “Cuando no está recibiendo llamados de medios internacionales, Abdulrahman se encuentra a unos pocos minutos en su tienda de ropa, que lleva con su esposa”.

Cuando el blog Medio Oriente vivo del Guardian citó a “Rami Abdul-Rahman del Observatorio Sirio de Derechos Humanos” también puso un enlace a un artículo escéptico ante el Observatorio Sirio de Derechos Humanos – un artículo que sugería que los medios noticiosos debieran ser un poco “más objetivos en cuanto a sus fuentes” al citar a “esa así llamada entidad”, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR).

Ese nombre, “Observatorio Sirio de Derechos Humanos” suena tan grandioso, tan irreprochable, tan objetivo. Y, sin embargo, cuando Abdulrahman y su “ONG basada en Gran Bretaña” (AFP/NOW Lebanon) son la única fuente para tantos informes noticiosos sobre un tema tan importante, parecería razonable que se sometiera a ese organismo a un poco más de escrutinio que el hecho hasta ahora.

El Observatorio no es en modo alguno la única fuente siria de noticias que se cita libremente con poco o ningún escrutinio…

Hamza Fakher

Se puede ver la relación entre Ausama Monajed, el CNS, los halcones de Henry Jackson y medios incondicionales en el caso de Hamza Fakher. El 1 de enero Nick Cohen escribió en el Observer: “Para comprender la escala de la barbarie, escuchad a Hamza Fakher, un activista a favor de la democracia que es una de las fuentes más fiables sobre los crímenes que oculta el apagón noticioso del régimen”.

Y procede a volver a contar los horrendos relatos de tortura y asesinato masivo de Fakher. Fakher informa a Cohen sobre una nueva técnica de tortura con planchas calientes de la que ha oído hablar: “Imagine toda la carne fundiéndose que llega al hueso antes de que el detenido caiga sobre la plancha”. El día siguiente, Shamik Das, escribiendo en el blog progresista “basado en evidencias” Left Foot Forward, cita la misma fuente: “Hamza Fakher, un activista a favor de la democracia, describe la repugnante realidad…” – y repite el relato de las atrocidades suministrado a Cohen.

¿Quién es, por lo tanto, este “activista a favor de la democracia, Hamza Fakher?

Resulta que Fakher es coautor de Revolution in Danger [Revolución en peligro], una “Información Estratégica de la Sociedad Henry Jackson”, publicada en febrero de este año. Escribió este documento informativo con el director de comunicaciones de la Sociedad Henry Jackson, Michael Weiss. Y cuando no coescribe informaciones estratégicas de la Sociedad Henry Jackson, Fakher es gerente de comunicaciones en el Centro de Investigacion Estratégica y Comunicación (SRCC), basado en Londres. Según su sitio en la web, “Se sumó al centro en 2011 y ha estado a cargo de la estrategia de comunicación y de productos del centro”.

Como recordarán, el SRCC lo dirige un tal Ausama Monajed: “El señor Monajed fundó el centro en 2010. La prensa y los medios internacionales lo citan y entrevistan ampliamente. Previamente había trabajado como consultor en comunicaciones en Europa y EE.UU. y antes había servido como director de Barada Television…”

Monajed es el jefe de Fakher.

Como si no fuera suficiente, como matiz final en Washington, en el consejo del Centro de Investigacion Estratégica y Comunicación se encuentra Murhaf Jouejati, profesor en la Universidad Nacional de la Defensa en Washington DC – “el centro primordial para “Educación militar profesional conjunta (JPME)” que está “bajo la dirección del Jefe del Estado Mayor Conjunto”.

Si planificaran un viaje al Centro de Investigación Estratégica y Comunicación de Monajed, lo podrían encontrar en la siguiente dirección: Strategic Research & Communication Centre, Office 36, 88-90 Hatton Garden, Holborn, London EC1N 8PN.

En la oficina 36 en 88-90 Hatton Garden también encontrarán la sede de The Fake Tan Company [Compañía de Bronceado Falso], Supercar 4 U Limited, préstamos Moola (una “compañía de préstamos de confianza”, Ultimate Screeding (para todas sus necesidades de enrase), y The London School of Attraction – "una compañía de capacitación basada en Londres que ayuda a los hombres a desarrollar sus habilidades y confianza para encontrar y atraer mujeres”. Hay además otros cientos de negocios. Es una oficina virtual. El asunto tiene algo extrañamente apropiado. “Un “centro de comunicación” que ni siquiera tiene un centro – un gran nombre sin una base sustancial.

Es la realidad de Hamza Fakher. El 27 de mayo Shamik Das, de Left Foot Forward vuelve a citar el relato de atrocidades de Fakher, que ahora describe como “relato de un testigo presencial” (lo que Cohen nunca dijo que era) y que ahora se ha concretizado en el “expediente del régimen Asad”.

Por lo tanto, un informe de atrocidades suministrado por un estratega de la Sociedad Henry Jackson, que es el gerente de comunicaciones del departamento de relaciones públicas de Mosafed, ha adquirido la gravedad de un “expediente” histórico.

Esto no quiere sugerir que la descripción de atrocidades sea falsa, pero, ¿cuántos de los que la creen analizan sus orígenes?

Y no olvidemos que cualquier desestabilización que haya tenido lugar en el campo de las noticias y la opinión pública se está realizando doblemente sobre el terreno. Ya sabemos que (por lo menos) “la Agencia Central de Inteligencia y el Departamento de Estado… están ayudando al opositor Ejército Libre Sirio a desarrollar rutas logísticas para transportar suministros a Siria y provee entrenamiento en comunicaciones”.

Se han abierto las puertas de las bombas. Se han elaborado los planes.

Esto se ha estado preparando desde hace cierto tiempo. La pura energía y la meticulosa planificación invertidas en este cambio de régimen son impresionantes. El poder blando y el alcance político de las grandes fundaciones y organismos políticos son vastos, pero el escrutinio no respeta títulos y becas de fantasía e “informaciones estratégicas”. Pregunta: ¿director ejecutivo de qué? No basta con colocar “democracia” o “derechos humanos” en la descripción de su puesto.

Y si alguien es “director de comunicaciones” significa que sus palabras serán sopesadas todavía con más cuidado. Weiss y Fakher son ambos directores de comunicaciones – profesionales de las relaciones públicas. En el evento en Chatham House en junio de 2011 se menciona a Monajed como "Ausama Monajed, director de comunicaciones, Iniciativa Nacional por el Cambio, cuando era jefe de relaciones públicas de MJD. El creador del sitio noticioso en la web NOW Lebanon, Eli Khoury, es un ejecutivo de publicidad de Saatchi. Esos directores de comunicaciones se esfuerzan por crear lo que Tamara Wittes llamó “una marca positiva”.

Están vendiendo la idea de que la intervención militar y de cambio de régimen, y los medios dominantes están ansiosos por comprarla. Muchos de los “activistas” y voceros que representan a la oposición siria están estrechamente (y en muchos casos financieramente) vinculados con EE.UU. y Londres – los mismos que realizarían la intervención. Lo que significa que la información y las estadísticas de esas fuentes no son necesariamente noticias puras – es un argumento de venta, una campaña de relaciones públicas. Pero nunca es demasiado tarde para hacer preguntas, analizar las fuentes. El que se hagan preguntas no significa que uno sea un fanático de Asad; eso es un argumento falso. Solo hace que uno sea menos susceptible al sesgo. La buena noticia es que cada minuto nace un escéptico.

Charlie Skelton es escritor de comedias, periodista y agricultor. Es editor de guiones de “10 O’Clock Live” de Channel 4 y escribe sobre diversos temas para la televisión y la radio.

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens
rBMB

Autor/a: Charlie Skelton guardian.co.uk

Fuente: guardian.co.uk

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...